Moto Guzzi V7 II Racer: Nueva gráfica para la más deportiva de las V7

Producida en edición numerada como revela su placa conmemorativa sobre la tija de dirección, la V7 II Racer es una de las series especiales de producción de Moto Guzzi caracterizada por una serie de elementos exclusivos de preciosa realización.

Para 2016 la más deportiva de las V7 II se ratifica por su equipación y dotación respecto a su antecesora, si bien se distingue por sus nuevas gráficas completamente revisadas, que ahora emplean la pintura mate en lugar de la brillante.

Así, el depósito abandona su pulido tipo espejo para adoptar una bellísima mezcla de color negro y gris con negro satinado, siempre opaco. Es de resaltar la banda de separación en color rojo que une la parte gris y la negra, creando un hilo de continuidad con el color del chasis, que se mantiene rojo, inspirado en la primera serie de la V7 Sport. Incluso las tres placas porta números se realizan en color gris opaco. 

Nueva gama de accesorios para Moto Guzzi V7: la personalización al máximo

Moto Guzzi presenta una nueva evolución del ya de por sí rico catálogo de accesorios para la V7 II (y sus versiones anteriores).

Se trata de un nuevo estilo de referencia, que Moto Guzzi propone con los accesorios exclusivos que lo componen. Son fórmulas de customización que corresponden a estilos muy diversos con el que se persigue orientar según cada gusto personal, pero dejando un amplio abanico de posibilidades de modificar la V7 a medida, seleccionando las piezas preferidas entre una amplia gama de elementos que se pueden combinar entre sí. Todos los elementos que componen las distintas configuraciones tienen su singularidad, de tal modo que cada guzzista puede resaltar su propia fantasía y creatividad.

Moto Guzzi propone tres kits. El primero destaca el espíritu deportivo y ganador de la marca italiana y se caracteriza por una cúpula mate, semimanillares cromados y retrovisores en aluminio anodizado. De los mismos nobles materiales es el depósito, guardabarros delantero, cubre inyectores, laterales y colín. Completa el modelo los amortiguadores y las estriberas atrasadas. El segundo, inspirado en la tradición “fuera de carretera” en competición de Moto Guzzi, prevista en color completamente negro, neumáticos, de campo, amortiguadores de largo recorrido, protectores de goma para las barras de horquilla, tubos de protección para el motor, manillar con barra de refuerzo y el inevitable escape alto lateral. Además cuenta con un asiento monoplaza para el piloto combinado con el del pasajero que se puede quitar para crear espacio para el equipaje. La última y nueva propuesta de estilo va dedicada al público femenino y prevé unos colores exclusivos para el depósito con sus motivos gráficos. El asiento rebajado y revestido en piel con dos tonalidades con dibujo de rombos. Son muchos los accesorios de Moto Guzzi  expresamente realizados para este exclusivo e importante sector de usuarios.

Nos sigues?