Toma de contacto BMW F700 GS y F800 GS.

Hablar de GS es hablar de motos de Trail y al mismo tiempo de BMW, las GS son las motos polivalentes del fabricante alemán. La pasada semana la marca de la hélice, nos invitó a Ávila a conocer las remozadas F700 GS y F800 GS.

Toma de contacto BMW F700 GS y F800 GS

Hablar de GS es hablar de motos de Trail y al mismo tiempo de BMW, las GS son las motos polivalentes del fabricante alemán. La pasada semana la marca de la hélice, nos invitó a Ávila a conocer las remozadas F700 GS y F800 GS. No son modelos nuevos, sino unas elaboradas evoluciones de los modelos F650 GS y F800 GS. En el caso de la pequeña hay más cambios y un cambio de nomenclatura, que sigue sin tener nada que ver con la cilindrada del motor, ya que ambas comparten el bicilindrico de 800 centímetros cúbicos, pero con diferente potencia.

Entre ambas las diferencias se hallan en el ciclo, ya que la F700 GS monta llantas de menor tamaño (19 pulgadas) y de fundición, en cambio la grande monta llantas de radios y mayor tamaño (21 pulgadas). También hay diferencias en posibilidades de equipamiento y por ejemplo en la horquilla delantera, convencional en la F700 GS y invertida en el F800 GS.

Estas diferencias hacen que el comportamiento en movimiento sea muy dispar, ya que la pequeña es mucho mejor sobre el asfalto, transmitiendo mucha más confianza y sin echar en falta los 10 caballos de menos ( tiene 75 cv por 85 la F800 GS), en cambio cuando salimos de lo negro la F800 GS nos permite un uso más off road, aunque teniendo en cuenta que los neumáticos de serie son muy asfálticos (Hay la posibilidad de pedirla con neumáticos mixtos)

El comportamiento de la F800 GS se ve marcado por la gran rueda delantera y la mayor altura, que hacen que la rueda delantera de la impresión de flotar, en cambio la F700 GS es muy sana de comportamiento y sin ser deportiva, nos sorprendió gratamente.

La cúpula de ambas motos nos pareció antes de probarlas, un tanto pequeña pero en circulación nos sorprendió la buena protección contra el viento que aportan.
El motor es una maravilla es potente, siempre dispuesto y ante todo económicos, en nuestro caso recorrimos entorno a 100 kilómetros por ciudad, carretera y autovía a ritmos nada legales y arrojó un consumo medio de 3,8 litros a los 100 kilómetros, muy lejos de lo que se puede conseguir con sus rivales.

Particularmente nos gustó mucho más la F700 GS, por comportamiento, postura de conducción y también porqué a la F800 GS le encontramos demasiados defectos, ya que la altura del asiento es demasiada, parece que subamos a un caballo y se nos antoja que más de uno sufrirá alguna caída por culpa de no llegar bien con los pies al suelo. Mención aparte merece la diferencia de comportamiento.

Las posibilidades de equipamiento son muchas y en algunos casos muy interesantes, como siempre en BMW existen diferentes alturas de asiento, suspensiones electrónicas, intermitentes de Leds, Maletas, … Ambas llevan de serie un eficaz sistema antibloqueo de ruedas ABS.

En cuanto al precio la F700 GS costará 8.800 euros y la F800 GS 10.750. La diferencia según nuestra opinión es demasiada habida cuenta de que comparten casi todos sus componentes.

Nos sigues?