Prueba:: Hyosung GT 125 R.

Hoy probamos una Deportiva de 125 con apariencia de 600, la Hyosung GT, disponible en 125, 250 y 650 centímetros cúbicos es la más grande de su clase.

Si no sabes que es una 125, la verdad es que parece una moto grande, sus dimensiones son las mismas que las de su hermana de 650, y esta no parece pequeíña respecto a las otras seiscientos. Su imagen deportiva está muy conseguida y la sensacién de calidad al hacerle el repaso a consciencia es muy alta.

Esta moto es un buen primer o segundo paso para quienes quieran llevar una moto grande en un futuro préximo, ya que nos permite aprender a usar la caja de cambio, apurar frenadas,.. sin que la moto se nos vaya de las manos.

Motor

La GT equipa un propulsor bicilíndrico de 4 tiempos refrigerado por Aire/Aceite y equipado con inyección electrónica, que sube bien de vueltas.

Sus prestaciones están lejos de las 125 de 2 tiempos, pero resulta mucho más cometida en consumos y sobretodo en mantenimientos.

Como comentaba no corre como una Aprilia RS (ni cuesta tanto), las aceleraciones si sabemos enlazar bien las 5 marchas, sin dejar caer el motor, son interesantes, para recuperar velocidad, tendremos que bajar hasta 3 relaciones del cambio y su punta se sitúa entorno a los 110 kilémetros /hora reales. No es nada espectacular pero el resto de motos de 125 se mueven en estos números.

El consumo real se sitúa entorno a los 4 litros, algo menos si no la forzamos. La autonomía es muy alta ya que el depésito de gasolina es bastante capaz.

El motor bicilindrico ofrece un funcionamiento más suave que el monocilíndrico de su competencia.

Comportamiento

Con la base de una moto más grande este Hyosung es una auténtica devoracurvas, solo echaremos de falta más poténcia, ya que enlaza las curvas como si nada, estable, predecible y fácil de llevar.

Por Autopista su velocidad máxima nos impedirá disfrutar de su excelente parte ciclo, inmutable a las velocidades legales que nos permite esta GT.

En ciudad se conduce bien, el manillar, muy RR, es lo más incómodo, pero se sobrelleva bien, y te llegas a acostumbrar, al igual que en los semáforos tíos con motos más caras y potentes te echen la miradita.

Como su peso no es muy alto y tiene un centro de masas bajo, la maniobrabilidad es buena y nos permite moverla en parado fácilmente.

La frenada, encomendada a un disco por eje, es potente y dosificable.

Equipamiento

Ya hemos comentado que la calidad es muy buena, pues el equipamiento también, la instrumentacién, mixta analégica-digital, ofrece toda la informacién necesaria, con una fácil lectura y una imagen excelente.

Todos los mando tienen un buen tacto y están a mano del piloto.

El asiento, dispuesto en dos niveles permite el acomodo a dos adultos de buenas dimensiones, el mullido no es muy duro. El pasajero tiene una posicién bastante natural, con agarradores encima del colín.

Calidad/Precio

No hay duda que su mayor virtud es su sin igual relacién entre lo que cuesta (3.259 Euros) y lo que te llevas a cambio. Sin duda es uno de los mejores productos de la categoría y si nos queda pequeí±o por prestaciones, sus hermanas de 250 y 650 cumplirán sin duda las necesidades de la mayoría. recordad que también hay una versién sin carenado y con manillar alto.

Competéncia

No hay otro modelo igual en el mercado nacional, se le acercan la Daelim Roadwin, más econémica pero más pequeí±a y menos equipada o la Honda CBR 125, a un precio similar pero mucho más pequeí±a y equipada.

Nos sigues?