Prueba a fondo Hanway X-Ray 125

hanway xray
hanway xray

Hanway tiene una amplia gana de vehículos básicos pero con una excelente relación calidad/precio, hoy pasa por nuestras manos la X-Ray, una supermotard de 125cc de impecable aspecto y que nos ha sorprendido gratamente.

La X-Ray 125 tiene un inconfundible diseño supermotard con decoración en tonos azules y rojos sobre blanco. Esto, unido a la horquilla delantera invertida y un tamaño de moto grande, la dota de un aspecto de lo más atractivo.

En marcha la X-Ray es muy ágil, y divertida de conducir, le falta algo de mala leche a su motor para poder catalogarla como deportiva, pero es una escuela genial para aquellos que empiezan en el mundo de la moto o aquellos que buscan un vehiculo económico para desplazarse por la ciudad y alrededores.

Sus suspensiones tirando a duras y la monta de neumáticos, 110/70/17 delante y 130/70/17 detrás, la hace estable y fácil de llevar. Su bajo peso, tan solo 110Kg contribuye a que no se note pesada en movimiento.

Sus prestaciones son justas, con una punta de 105 KM/h, y un cambio de relaciones más bien cortas, y de tacto excelente, la hacen perfecta para un entorno urbano y correcta para salidas fuera de la urbe.

Nuestra unidad de pruebas montaba el escape opcional Yassuni, que le da algún caballo de más, situándola en unos buenos 10 caballos. Esta unidad es la que utilizaron la gente de Big Bike, concesionario Hanway en Barcelona, para disputar la dura Rider 1000.

El motor monocilíndrico refrigerado por aire es indestructible, muy fiable y pensado para durar, estira hasta unos 8.000 rpm, aunque prefiere moverse por las 5-6.000 rpm, tiene un carácter lineal y progresivo.

El consumo es irrisorio, ya que no lleva a los 3 litros a los 100 kilómetros, permitiendo una autonomía cercana a los 400 kilómetros.

La mayor pega a alta velocidad son las vibraciones, sobretodo en el caso de llevar pasajero.

El sistema de frenada es excelente, ya que con discos flotantes lobulados en ambos ejes, detiene la moto sin problemas. En el delantero disponemos de un disco de 300mm con pinza de doble pistón, y el trasero, con un pistón y un diámetro de 220mm. Ambos disponen de latiguillos metálicos desde la salida de la bomba de freno.

La posición de conducción está marcada por la dureza del asiento, aunque la posición de conducción es confortable.

El equipamiento es extenso, con luces LED en intermitentes y faro trasero, jy un cuadro de instrumentación, velocímetro, cuentarrevoluciones, hora, cuentakilómetros total y parcial y testigos varios.

Valoración Final

La Hanway X-Ray es una moto joven, divertida y económica, su precio de 2.195 euros es bueno teniendo en cuenta su equipamiento, es una moto dura que ofrece sensaciones de moto grande.

Nos sigues?