Prueba a fondo Rieju City Line 300i ABS

Rieju hace unos 3 años presentó su segunda experiencia en Scooters, la City Line, una moto derivada de la desaparecida Malaguti Madison pero al que añadieron un potente motor Piaggio y fabricada en la fábrica de Figueres (Gerona), una alternativa muy válida a los grandes tenores de la categoría.

De cara a la nueva implantación de la normativa Euro4 la firma catalana ha realizado una serie de modificaciones en su Scooter a fin de adaptarlo a la nueva norma y mantenerlo en el candelero.

En el caso del modelo de 300 cc que nos ocupa, la mayor novedad es que incorpora ABS, una elemento de seguridad muy recomendable en un Scooter por su rueda pequeña (tiene más tendencia a bloquearse que una de mayor diámetro).

La City Line mantiene un bonito diseño, deportivo por fuera, pero también en movimiento, ya que al tener una menor distancia entre ejes que la mayoría de rivales, es una moto ágil y divertida pero sin perder un ápice de estabilidad en vías rápidas, lugar dónde esta versión más potente da lo mejor de si.

El Motor de 300 cc de origen Piaggio, cuenta con inyección electrónica y 4 válvulas, desarrolla más de 20 caballos, permite unas prestaciones más que buenas, con una punta de marcador cercana a 140 Km/h, buenas aceleraciones incluso conduciendo a dúo y una recuperaciones excelentes.

El consumo se mantiene en cifras muy buenas, ya que ronda los 4,5 litros a los 100 kilómetros.

La nueva City Line también estrena nuevo hueco bajo el asiento de mayor capacidad, pasa de caber justito un casco integral, a acoger un casco integral y otro jet, a lo que hay que sumar una pequeña guantera sin llave y otra mayor con cerradura, ambas situadas tras el escudo.

El Scooter de Rieju dispone de 10 litros de depósito de gasolina lo que nos permite rondar los 250 kilómetros de autonomía.

El comportamiento es muy deportivo, por otro lado una virtud marca de la casa. Es una moto que desde el primer metro da seguridad, tiene un asiento situado más bajo de lo normal, pensado para poder llegar bien al suelo, la plataforma para poner los pies es ámplia y el asiento es una delicia por mullido y tamaño.

En movimiento es fácil de llevar incluso cuando la forzamos, pudiendo ir muy rápido con total seguridad, la dirección responde bien y las suspensiones a pesar de ser firmes filtran bien las irregularidades de la calzada.

En ciudad su buena manejabilidad es de agradecer y permite ratonear por las callejuelas con facilidad. EL ABS es una garantía de seguridad en la urbe.

El nuevo cuadro de relojes con tres esferas, mixto analógico y digital ofrece mucha información y es fácil de leer.

Valoración Final

Es una moto muy recomendable, corre como un diablo, gasta poco, cuesta lo justo desde 3.749 euros, 300 euros más si queremos el recomendado ABS. La ventaja de esta moto es que está fabricada y diseñada en España, que tiene la garantía de un motor Piaggio de última generación y además va bien y corre y no es cara, A qué esperas para comprártela?

Nos sigues?