Prueba a fondo de la Piaggio Beverly 350ie Sport Touring ABS

La Beverly es uno de los tenores del segmento del Scooter y para seguir estando en el pelotón de cabeza, la marca italiana ha asociado a su polivalente scooter con el nuevo motor de inyección de 350 centímetros cúbicos de la casa. A parte Piagio la ha dotado de sistema de control de tracción y ABS, convirtiéndola en una moto muy segura, con un gran radio de acción gracias a las prestaciones que le otorga su propulsor de 34 caballos y el gran confort que siempre ha caracterizado al Sccoter Italiano.

Al Honda SH 300 le ha salido un duro competidor ya que la Piaggio Beverly 350ie Sport Touring, un modelo que convence por su dinamismo pero también por ese plus de seguridad que ofrece. Y en este campo Piaggio va un paso por delante con el Beverly 350ie, el primer escúter dotado de control de tracción ASR y de sistema antibloqueo de frenos ABS. Porque el Beverly 350 es un escúter cómodo, dinámico y eficaz, pero también más seguro gracias a estas dos ayudas electrónicas a la conducción que cobrarán más protagonismo sobre un suelo deslizante.

La posición de conducción es cómoda, la protección aerodinámica más que correcta y cuenta con espacio suficiente para las piernas, y permite llegar al suelo sin esfuerzo a poco que tengas una estatura media. La plataforma reposapiés no es plana, aunque tras el escudo han habilitado un gancho para poder sujetar alguna bolsa. La capacidad de carga es muy buena, ya que dentro del cofre bajo el asiento hay espacio para dos cascos integrales medianos o un integral y un jet. En la piña izquierda se encuentra el botón para poder abrir cómodamente el sillín.

Junto al cuadro de instrumentos destacan un botón que nos permite desconectar el control de tracción y un testigo luminoso que se enciende cuando el control trabaja, es decir, cuando la rueda trasera está o quiere deslizar. Porque el ASR es el argumento que marca la diferencia con la competencia al poder arrancar o acelerar sobre firme humedo o resvaladizo sin miedo a que la rueda trasera patine. En el caso de este Beverly podemos acelerar sin miedo pues si el ASR detecta que la rueda desliza deja de transmitirle potencia hasta que las condiciones de adherencia son mejores.

El propulsor es una delicia por prestaciones, tanto en aceleración como en recuperaciones, propias de un 400cc, incluso hay que acostumbrarse a tener una respuesta tan inmediata del acelerador en arrancadas y sobretodo en retenciones.

La velocidad punta es muy elevada, nosotros la pusimos a 150 km/h de marcador y no se la notaba nada forzada.

Respecto al consumo, grata sorpresa, durante el test arrojó un consumo medio en torno a los 4 litros, una cifra sobresaliente viendo cómo corre el aparato.

La estabilidad es sobresaliente en cualquier tipo de curvas y la frenada, apoyada en el ABS, no tiene tacha. Las sensaciones que destila el Beverly son muy de moto, con aplomo y una buena manejabilidad.

La manejabilidad de la Beverly es muy similar a la de un Scooter GT de 125cc, por lo que moverla en parado, estacionarla y maniobrar es pan comido.

El precio de tarifa (sin promociones) de 5.299 euros es un regalo sobretodo, comparándolo con el su mayor competidora, la Honda SH 300.

FICHA TÉCNICA

Motor: Monocilindrico, 330cc, 4 tiempos, 4 válvulas

Refrigeración: Líquida

Alimentación: Inyección electrónica

Cambio: CVT, por variador

Potencia máxima: 34 CV a 8.250 rpm

Par máximo: 32 Nm a 6.250 rpm

Altura del asiento: 790 mm

Capacidad depósito: 13 litros

Peso lleno: 180 kilos

Velocidad máxima: 155 km/h

Precio: 5.299 euros

Nos sigues?