Prueba a fondo de la BMW R1200R

Hoy pasa por nuestras manos la que a nuestro juicio es una de las motos más bonitas del mercado actual, es una opinión totalmente parcial, pero para gustos los colores.

BMW ha forjado su fama en el mundo de las dos ruedas gracias a los motores Boxer, o lo que es lo mismo motores con los cilindros enfrentados. Este tipo de motores rebaja el centro de gravedad de la moto y ofrece un mejor reparto de pesos. Hay muchos detractores de este tipo de propulsor, pero pasa igual que en el caso de la belleza del modelo, nunca llueve a gusto de todos. En mi humilde opinión este tipo de motor no penaliza, aunque sea más ancho que el resto, pero en ruta ofrece una facilidad de cambio de pesos que hace que personas no muy bregadas en el mundillo de la moto se encuentren más seguras y confiadas. En este caso el modelo que nos atañe, la versión desnuda de la R1200, es una moto robusta, con un peso elevado, 231 kilos y con un tamaño bastante considerable, pero que se deja manejar tanto en parado como en movimiento, con facilidad, aunque hay que estar al loro de que no nos venza el peso, ya que la gravedad es para todos igual.

Este propulsor de 1,2 litros y 2 enormes cilindros, desarrolla unos aprovechables 125 caballos que nos permiten unas excelentes prestaciones con una punta superior a los 220 Km/h, aunque la falta de protección del viento, nos recomendará rodar a cruceros entorno a los 140 Km/h, como en toda Naked. El cambio de 6 relaciones destila precisión y disfruta de un exquisito escalado.

El consumo durante la prueba se situó en unos excelentes 5,6 litros a los 100 kilómetros, circulando sin hacer el cabra y con algunos kilómetros de circulación urbana.

La suspensión delantera pierde el sistema Telelever por una más liviana horquilla invertida, que trabaja de maravilla y apenas se percibe la deferencia en movimiento, excepto frenando a tope, dónde ahora si que se hunde algo la parte delantera. Detrás si que disponemos del sistema Paralever, que ofrece un agrado de uso sin igual.

El funcionamiento en general de la moto es perfecto, lo esperable de una BMW, con una dirección precisa, frenada de enorme potencia y facilidad de regulación y un comportamiento de elevado nivel.

El asiento es muy cómodo tanto para conductor como para pasajero, este último irá en la gloria si además equipamos el cofre trasero, ya que podrá descansar allí su espalda.

La moto es soberbia en todos los escenarios, en Autopista y carreteras secundarias, si el asfalto está en buenas condiciones, va muy fina y permite una conducción al ataque, en ciudad es suave y como se llega con comodidad al suelo con ambos pies no es nada cansada.

La suspensión y la respuesta del motor se pueden regular en varios modos más deportivos o más confortables, en todo caso se transforma en la moto que queremos, una suave moto para pasear o una rabiosa montura para apurar todos los vértices de las curvas de nuestra carretera de montaña preferida.

Dispone de una enorme lista de opciones y accesorios para personalizarla a tope.

Conclusión

Nos gustó desde el primer vistazo, nos enamoró tras el primer kilómetro y además gasta poco, qué más se puede pedir por 13.500 euros?

 

 

Nos sigues?