Llega a España la mítica marca de cascos Bell

La firma americana desembarca con su gama Classic en España.

Hoy en día estamos más que acostumbrados a equiparnos con el casco cada vez que nos subimos a la moto, conscientes de que es un elemento vital en la seguridad del motorista. Sin embargo pocas personas saben que los cascos que utilizamos actualmente son una evolución de los primeros modelos originales de BELL. Conscientes del interés y atractivo que esa esencia original despierta entre los amantes de las dos ruedas, BIHR ha decidido importar la gama Classic de la famosa firma de cascos americana para España. Un viaje al pasado con todos los avances técnicos y mejores materiales de la actualidad.

BELL sentó las bases de uno de los mayores avances para la seguridad en moto gracias al compromiso de su fundador, Roy Richter, con la protección de los pilotos de coche y moto. Sus primeros cascos, que hoy conocemos como “jet”, se dieron a conocer en todo el mundo gracias a su utilización por famosos e intrépidos pilotos a los que les salvó la vida. No en vano, Evel Knievel agradecía a BELL el desarrollo del que fue el primer casco integral de la historia, que el piloto utilizaba en su salto fallido sobre las fuentes el Caesar’s Palace. Una protección que le permitió contarlo cuando salió del coma.

A lo largo de los años, y con la experiencia adquirida, BELL ha ido desarrollando una extensa gama de modelos para satisfacer las necesidades de todo tipo de pilotos y disciplinas, pero siempre manteniendo la esencia original de la marca. Una personalidad que llega hasta nuestros días y que BIHR ha traído a nuestro país para el deleite de todos los motoristas.

La gama Classic cuenta con modelos jet, como es el caso del Riot y el Custom 500, e integrales, como el Moto3 y el Bullit, que evocan aquellos cascos originales de los años 60 y 70 pero incorporan los mejores materiales y la tecnología más avanzada de hoy en día. Una colección que se puede encontrar en Bihr.es a golpe de clic y que cuenta con todo tipo de gráficas así como con los complementos necesarios para personalizarlos a tu gusto: pantallas de espejo, míticas de burbuja, viseras etc.

Una línea de cascos que representan un homenaje a lo verdaderamente original, no sólo a lo retro, y que de hecho mantienen algunos de los nombres originales de los modelos del siglo pasado. Además, por si fuera poco, todos los modelos con acabado Carbon, tanto de la gama Bullitt como Custom 500, incluyen una bolsa de transporte realizada en piel, cierre con cremallera y con un interior aterciopelado que aporta un toque de distinción y exclusividad aún mayor a dichos cascos.

Nos sigues?