Expoclàssic de Mollerussa (Lleida) cierra su 25ª edición con buena afluencia de visitantes y satisfacción de los expositores

La entidad leridana Fira de Mollerussa recuperó el pasado sábado día 19 de septiembre la actividad ferial y su formato presencial después de un paro de más de seis meses con motivo de la situación sanitaria generada por la Covid-19. Lo ha hecho con la 25ª edición del Expoclàssic y con la confianza tanto de expositores como de visitantes. Así, desde primera hora de la mañana un gran número de aficionados a los vehículos históricos y clásicos se dieron cita en este salón, el cual abría puertas con medidas y restricciones pero también con ilusión y “ganas de hacer feria” por parte los 35 expositores que participaban en esta convocatoria.

“Se tenía que haber hecho en mayo” -recordó el presidente de Fira de Mollerussa y alcalde de la ciudad leridana de Mollerussa, Marc Solsona. Al final fue en septiembre, con un formato diferente al habitual y finalmente, ante el pronóstico de lluvia, en el Pabellón Ferial y no al aire libre como estaba previsto. El sábado por la mañana sin embargo, a las 10 de la mañana, todo estaba preparado y en la calle los aficionados hacían cola para entrar.

El director del ente ferial, Xavier Roure, mostraba su satisfacción en este sentido por la buena afluencia de visitantes ya desde la apertura del Recinto, con 378 personas registradas entre las 10 y las 11 de la mañana –el aforo estaba fijado en 400 para respetar todas las medidas sanitarias-, llegando a unas cifras “superiores a ediciones anteriores tanto en cantidad como en calidad”, refiriéndose al interés en comprar por parte de los visitantes.

Ambos portavoces coincidieron en destacar la recuperación del calendario ferial así como la voluntad de reactivar la ciudad y celebrar el resto de eventos previstos para este otoño.

Solsona destacó también el posicionamiento de Fira de Mollerussa como una de las primeras entidades feriales que recuperan la actividad de manera presencial. Eso sí, ha añadido que se ha hecho con medidas y restricciones pero también “con muchas ganas”.

Entre las medidas que se llevaron a cabo ante la normativa sanitaria actual por la Covid-19 ha sido el control de acceso, con un aforo de 400 personas; un circuito de circulación para los visitantes; la identificación de los asistentes; refuerzo de la limpieza, y disponibilidad de gel hidroalcohólico en diferentes puntos del recinto.

Visitantes profesionales con mucho interés en comprar

Otro de los aspectos valorados por el alcalde y presidente de Fira de Mollerussa versó sobre los visitantes, su interés por comprar y la satisfacción de los expositores. Solsona se refirió al Expoclàssic como un certamen muy profesional, con unos visitantes muy interesados ​​ en comprar, debido en buena parte a que hacía muchos meses que no se llevaba a cabo ningún evento de este tipo, y la consecuente satisfacción de los expositores, algunos de los cuales han llegado a sentirse “desbordados”, dijo.

En este mismo sentido se expresó el director, quien manifestó la satisfacción desde el ente organizador por las buenas sensaciones transmitidas por los expositores y visitantes al tiempo que agradeció al equipo de Fira de Mollerussa su trabajo para sacar adelante esta feria “con toda la incertidumbre” que hay en estos momentos.

Primer Mercado de Anticuarios

La 25ª edición del Expoclàssic abría el pasado sábado con dos novedades: entrada gratuita en el recinto ferial y un Mercado de Anticuarios, con una decena de participantes, fruto de las conversaciones de la entidad ferial con la Asociación de anticuarios de Mollerussa, organizadora del Mercado de Antigüedades de los domingos en la ciudad.

Nos sigues?