Amortíguate! y ganarás en seguridad, cuida tus suspensiones

 Tenemos que aprender a cuidarnos y para ello podemos empezar por cuidar nuestras suspensiones, porque haciéndolo ganaremos en seguridad.

Unas suspensiones en buen estado nos ayudan a reducir la distancia de frenada entre un  20 y un 30%,  mejorando además la maniobrabilidad.

Los neumáticos necesitan recibir una presión constante para facilitar reacciones previsibles en nuestro vehículo, que bien amortiguado, nos dará mayor confianza y será también más ágil y estable.

Los neumáticos son los últimos transmisores sobre el terreno de las acciones de conducción que realizamos y hay que someter los neumáticos a una presión constante para asegurarnos de que el vehículo va a realizar siempre las acciones que deseamos. Si somos capaces de generar correctamente esa presión sobre los neumáticos, podremos utilizar el agarre de los mismos para detenernos en una distancia menor.

La estabilidad del vehículo es indispensable para poder dirigirlo siempre hacia donde deseamos y tiene que ser capaz de absorber las irregularidades en cualquier tipo de situación.

Cuando vamos en moto, tener el máximo de agilidad nos ayuda a evitar accidentes y caídas porque podemos eludir obstáculos y baches con fluidez.

Realizando un simple mantenimiento preventivo a nuestras suspensiones cada 12 meses, ganaremos en seguridad.

Nos sigues?