Prueba a fondo Daelim Daystar VL125Z Plus

Las custom son motos clásicas que ahora parece que vuelven a estar de moda, sobretodo en el caso de las pequeñas 125, que ofrecen tamaño e imagen con motores económicos y que se pueden conducir con carne de coche.

La Daystar de Daelim es un producto que ha evolucionado mucho en los 16 años que lleva en el candelero, mejores acabados, motores más fiables y modernos, pero manteniendo una imagen clásica muy conseguida.

En 2007 adoptó la inyección electrónica para superar las normativas antipolución. En esta última actualización la Daystar emplea un nuevo basculante e incorpora detrás dos amortiguadores en lugar del anterior cantilever. También se ha adoptado un nuevo disco trasero que mejora enormemente la eficacia del freno trasero.

En cuanto a la estética, estrena llantas negras, mismo color que el que luce el propulsor. A pesar de ser monocilíndrico dispone de dos escapes sobrepuestos cromados.

El motor de 125 centímetros cúbicos dispone de una culata de cuatro válvulas y un sistema de refrigeración mixto por aire y aceite, con un radiador en la cuna delantera del chasis. Ofrece 12,8 CV a 9.700 rpm y 10,5 Nm a 8.000 rpm.

Las prestaciones sorprenden por su punta, ya que podemos ver los 130 Km/h en su velocímetro, cerca de 120 Km/h reales. Las aceleraciones y recuperaciones son buenas, ya que las primeras marchas son cortas y el motor sube rápido de vueltas, gracias a la culata multiválvula.

Las vibraciones están bastante asiladas ya que no es hasta 8.000 rpm, que empiezan a ser molestas. En cambio el sonido es agradable y nada estridente.

El consumo es muy bajo, cerca de los 3 – 3,5 litros a los 100 kilómetros.

El equipamiento es más que correcto, con mucho cromado, pero también detalles de agradecer cómo el doble caballete y un cuadro bastante completo, dónde sólo echamos en falta el reloj horario.

Lo que no está muy conseguido es el asiento, cómodo para el piloto pero pequeño y resbaladizo para el pasajero.

En cuanto al comportamiento es una moto fácil de llevar, las nuevas suspensiones filtran bien las irregularidades del asfalto y permite una conducción relajada y segura.

Los frenos de nuestra unidad de pruebas con muy pocos kilómetros no eran todo lo potentes que deberían ser con el paso de los kilómetros.

Valoración Final

Por un precio de 2.399 euros nos llevamos una moto muy pintona, con un motor alegre y bajo consumo y mantenimiento. Es una moto que permite llegar con ambos pies al suelo, por lo que es apta para cualquier talla y nivel.

Nos sigues?