Inventan un portacascos más pequeño que el propio casco

La nueva creación quiere revolucionar el sector de los baúles portacascos para motoristas.

¿Qué hacer con el casco de la motocicleta? A menudo la respuesta a esta pregunta es más difícil de lo que parece. Si se carga encima, es incómodo. Si el casco se deja atado a la moto con un candado a ras de suelo, se estropea y lo pueden robar. Y los cofres convencionales dificultan la conducción. El nuevo baúl Kobe, que ha patentado recientemente la empresa catalana Infinitum Projects, resuelve la ecuación.

El casco es un compañero inevitable para quien se desplaza en moto. Pero, ¿qué hacer con él una vez se baja del vehículo? Los cofres convencionales no son una solución a gusto de todo el mundo, ya que a menudo sus dimensiones incomodan al subir y bajar de la moto. Además el motorista pierde aerodinámica y seguridad en la conducción. Y nadie puede negar que rompen las líneas estéticas de cualquier motocicleta, se trate de una trail, de una scooter o de una roadster.

El nuevo baúl Kobe ha sido concebido por un motorista que ha sufrido durante años estos inconvenientes. Más de veinte años acarreando con el casco arriba y abajo dan para muchas anécdotas, como la vez que le robaron el casco del cofre y tuvo que hacer veinticinco quilómetros bajo la lluvia, por la noche y con una especie de cacerola en la cabeza; o la vez que ató el casco a la moto, éste resbaló hacia el suelo en su ausencia y se convirtió en un orinal improvisado para un canis vulgaris.

¿Cómo se consigue un baúl para el casco más pequeño que el propio casco? El diseño de Kobe reduce el tamaño del cofre a la mínima expresión mientras el vehículo está en marcha y el conductor usa el casco. Gracias a un sistema de apertura y cierre retráctil, el cofre queda totalmente plegado, siendo casi inexistente cuando el motorista no precisa de su uso. Así es más amable visualmente y el motorista tiene mejor aerodinámica y seguridad durante la conducción.

Por otro lado, cuando es necesario guardar el casco u otros objetos, el cofre se puede desplegar, pudiendo almacenar los enseres de forma higiénica y segura pero más estética que los tradicionales baúles.

Después de trabajar en la creación de Kobe, la empresa Infinitum Projects está buscando un partner para producir y comercializar el baúl a nivel mundial. Además, gracias a su experiencia en potenciar proyectos tecnológicos e innovadores, puede aprovechar los conocimientos en el comercio electrónico, para apoyar la comercialización online.

Nos sigues?