Brixton presenta dos nuevos prototipos

La joven marca austriaca vuelve a sorprender con sus nuevos prototipos Storr y Layback

Casi siete años después de su nacimiento, Brixton, la firma creada por el Grupo KSR, sigue manteniendo su enfoque poco ortodoxo y su libertad creativa como principales pilares. Una muestra de ello se encuentra en los dos modelos conceptuales que ha presentado por sorpresa en EICMA: la contundente Brixton Storr y la eléctrica Brixton Layback. Dos motos que reflejan el carácter dual y versátil de la firma y que se inspiran por un lado en el norte de la escocesa Isla de Skye y, por otro, en el carácter desenfadado de los surferos.

Brixton, joven firma austriaca que el Grupo KSR presentó hace poco más de seis años en el Salón Internacional de la Moto de Milán, continúa buscando sorprender con sus modelos, con los que pretende acoger a los distintos usuarios que conforman el mercado. Ahora, en el evento que la vio nacer, ha presentado dos nuevas ‘concept bikes’ que recogen esa constante innovación, también a nivel de diseño, que define a la marca, así como su carácter poco ortodoxo y versátil.

Brixton Storr, saca tu lado más salvaje

Inspirada en la escocesa Isla de Skye, concretamente en la formación rocosa The Storr, ubicada en el norte de la misma, esta moto ha sido la primera Brixton desarrollada en colaboración con el estudio de diseño R!de, con sede en Salzburgo. Cuenta con el motor de la serie Crossfire 500, de gran estabilidad, y está pensada para ser una moto enormemente utilitaria y funcional. Por ello, presenta parabrisas alto, depósito inclinado hacia delante, amplios asideros y portaequipajes trasero. Su diseño tiene ese carácter salvaje que encontramos en la zona norte de la mencionada isla, famosa por sus paisajes naturales y porque, según la mitología escocesa, es hogar de hadas y criaturas maravillosas.

Brixton Layback, surfera y eléctrica

En cierta manera, coger olas y tomar curvas aportan sensaciones parecidas. Por ello, la firma austriaca ha basado su nuevo prototipo, Brixton Layback, la primera moto de la marca con motor eléctrico, en el surf y en uno de los movimientos más populares que se pueden realizar sobre una tabla, en el que el surfero tiene que inclinarse notablemente. Diferente a todo lo que se ha visto en EICMA, sus baterías están soportadas por enormes tubos de acero e instaladas lo más abajo posible. Por encima, puede llevarse una mochila e incluso la propia toalla de playa, lo que conforma un diseño original y rompedor.

Nos sigues?