Barcelona ya tiene su primer radar de tramo en la Ronda de Dalt

Se ha instalado entre la plaza Karl Marx y el Nus de la Trinitat en sentido Besòs

Este viernes por la tarde se pondrá en marcha un radar de tramo en la Ronda de Dalt de Barcelona en sentido Trinitat. El nuevo sistema funcionará durante tres semanas en periodo de pruebas, y, una vez evaluado su correcto funcionamiento, se procederá a su puesta en funcionamiento definitiva. El aparato controlará el tramo que va de la plaza Karl Marx y el Nus de la Trinitat. Un recorrido de tres kilómetros que tiene una fuerte pendiente de bajada y donde la velocidad está limitada a 60 km por hora -en el resto de la Ronda de Dalt la velocidad máxima es de 80 km/h-. Con la puesta en marcha de este nuevo dispositivo, el Ayuntamiento de Barcelona se propone “reducir los accidentes en una vía por donde cada día pasan más de 150.000 coches, camiones y motos”. Y es que, según el consistorio, en este tramo se registran un 25% más de accidentes por kilómetro que en el resto de la B-20 en sentido Besòs.

Actualmente, en este tramo de la Ronda de Dalt hay dos instalaciones de radar fijo, que controlan la velocidad en un punto concreto. En cambio, el nuevo sistema incorpora una tecnología de cámaras y lectura de matrículas que permite calcular la velocidad media a la que ha circulado un vehículo en todo el tramo controlado. De este modo identifica los coches, motos o camiones que superan el límite de velocidad de forma continuada.

Además, el radar de tramo también permite estudiar los movimientos y los flujos circulatorios y obtener datos para posteriores estudios en el ámbito de la mobilitat. Según un comunicado del consistorio barcelonés, “este nuevo sistema de control evitar el efecto frenada- acelerada que a menudo se produce en los radares fijos “. Además, el conductor también tiene la posibilidad de corregir a lo largo del tramo un exceso de velocidad puntual.

Durante las próximas tres semanas de prueba se establecerá un período de adaptación, en el que el sistema registrará los vehículos que sobrepasen la velocidad permitida, pero no los multará. Durante este tiempo, para informar a los conductores, se ha previsto encender mensajes en todos los paneles informativos de la Ronda de Dalt en sentido Besòs. Pasado el periodo de adaptación, el gobierno municipal analizará los datos, y, una vez evaluado su correcto funcionamiento, se procederá a su puesta en marcha de manera definitiva.

Nos sigues?