Nueva Aprilia RSV4 R APRC .

Reina del mundial de superbike, nace la moto perfecta para los apasionados del circuito diario.

Nueva Aprilia RSV4 R APRC

Reina del mundial de superbike, nace la moto perfecta para los apasionados del circuito diario.

Aprilia RSV4 R APRC es la única moto que permite al entusiasta de la seguridad pilotar con total garantía gracias al paquete de control dinámico APRC.

Tres innovadores sistemas desarrollados por Aprilia que facilitan constantemente las condiciones dinámicas de la moto e intervienen en el control del motor para facilitar al pilotos en todo momento la máxima velocidad del recorrido.

Nacida de la competición

Nacida con el objetivo de ser la mejor en la pista y también en la carretera, con la llegada de la Aprilia RSV4 se han definido las líneas maestras de su tecnología y prestaciones. Un motor de 4 cilindros en V y calado a 65° grados jamás visto en una moto deportiva de serie, un chasis digno de una 250 de grandes premios, Ride By Wire, sistema multimapa de gestión del motor: una serie de avances de vanguardia que la Aprilia RSV4 ha logrado configurar con una arquitectura y características técnicas que se unen a una extraordinaria conducción típica de los productos Aprilia y elevada a un nivel excepcional de todo punto.

Pero los retos más ambiciosos están hechos para ser superados. El trabajo incansable del departamento investigación y desarrollo de Aprilia se encuentra íntimamente ligado al Departamento de Competición y han propiciado un adelanto a su época de la Aprilia RSV4.

Con la Aprilia RSV4 R APRC, Aprilia pone la piedra angular en el mundo de las superdeportivas. Una moto que aplica a su conducción en carretera toda la experiencia y el entusiasmo conseguido a lo largo de la temporada 2010 por el Campeón del Mundo Max Biaggi, y que se puede considerar el verdadero punto de partida de las motos de carretera del futuro.

Exclusivo control de tracción regulable y factible para autocalibrarse en función del tipo de neumático, control de potencia en el momento de la salida y cambio electrónico son algunas de las características aplicadas a la nueva Aprilia RSV4 R APRC.

La enorme capacidad tecnológica de Aprilia han hecho posible la realización, “en casa” de toda la electrónica que se encarga de la gestión del motor de la RSV4 que la convierte en la moto más veloz y eficaz de una nueva generación de motos superdeportivas.

Tecnología elevada a la categoría de arte

Esta nueva tecnología se puede resumir en el paquete que forma el APRC (Aprilia Performance Ride Control), y que en la práctica se podría definir como elevado a la categoría de arte por control dinámico de las prestaciones de moto, con un sistema completo y capaz de poner a disposición de cualquier piloto el apasionante mundo de la tecnología vencedora en Superbike. Todo con una gestión absolutamente simple e intuitiva.

Pero las mejoras de la Aprilia RSV4 R APRC no se han limitado a la gestión electrónica. El V4 65° mejora su lubrificación y recibe un nuevo y mejorado programa que optimiza su aceleración. El nuevo escape, mucho más ligero y con un avanzado sistema de gestión de la válvula parcializadora, en perfecta sintonía con el mapa Ride By Wire, que mejora la respiración y eficacia del motor en todos los regímenes.

Todas las novedades de la Aprilia RSV4 R APRC

En detalle todas las novedades introducidas en la Aprilia RSV4 R APRC:

APRC Aprilia Performance Ride Control, el paquete electrónico comprende:

  • ATC: Aprilia Control de Tracción, el control de tracción que se calibra autónomamente con distintos tipos de neumáticos y regulable en marcha, sin cerrar el acelerador, con ocho niveles gracias a un práctico joystick emplazado en el lado derecho del semimanillar;
  • AWC: Aprilia Control de Wheelie, el sistema de control de levantada de rueda (wheelie) regulable en tres niveles;
  • ALC: Aprilia Launch Control, el sistema de ayuda en la salida para uso exclusivo en pista, regulable en tres niveles;
  • AQS: Aprilia Quick Shift, cambio electrónico, para cambiar rápidamente sin tener que cerrar el acelerador y sin emplear el embrague.

Doble modalidad de visualización en el display del salpicadero: ROAD y RACE;

Nuevo escape más ligero y de mejores prestaciones;

Relación de cambio optimizada para las máximas prestaciones en pista;

Motor optimizado para su lubrificación;

Nuevo diseño de llantas de tres radios desdoblados mucho más ligeras.

APRC “APRILIA PERFORMANCE RIDE CONTROL”

Sobre la base del éxito conseguido por la Aprilia RSV4 Factory APRC SE, se ha podido realizar un sistema de gestión electrónica de la moto extremadamente sofisticado, consiguiendo al tiempo que sea tanto intuitiva como de muy fácil utilización por cualquiera.

El paquete APRC cuenta con una plataforma inercial automotriz, con dos girómetros y dos acelerómetros que permiten a la centralita reconstruir las condiciones dinámicas de la moto e intervenir de tal forma con el control del motor. El piloto puede regular libremente y de manera independiente cada componente del sistema APRC.

ATC: El control de tracción del futuro

Uno de los centros de atención del sistema APRC es sin duda el control de tracción ATC- Aprilia Traction Control. Se trata de un control de tracción completamente innovador, desarrollado por Aprilia, que tiene como principal objetivo ayudar al piloto a mejorar su tiempo por vuelta. Gracias a su plataforma de inercia y a la utilización del Ride By Wire – en cuyo desarrollo Aprilia ha sido la pionera – el ATC no se limita a reducir el par motor en caso de deslizamiento de la rueda trasera pues permite al piloto controlar la derrapada en la salida de la curva, aumentando la sensibilidad en el control del acelerador en función del ángulo de inclinación de la moto.

Aprilia ATC se activa rápida y simplemente con el menú del salpicadero y es regulable en 8 niveles. Una vez se ha activado el ATC el piloto puede intervenir instantáneamente en casi cualquier momento de la conducción, mediante un joystick situado en el semimanillar derecho para adaptar el nivel del control de tracción a las condiciones de la pista, del asfalto o de los neumáticos, prácticamente como sucede en las motos de competición profesional, y todo in cerrar el acelerador o soltar las manos del manillar. De esta manera el sistema tiene la posibilidad de adaptarse a cada particularidad de la curva de cualquier trazado en función de las exigencias de cualquier piloto, incluso del más exigente.

La otra increíble particularidad de la tecnología Aprilia es la “capacidad de aprender” del sistema. Los sistemas de control de tracción existentes actualmente en el mercado están diseñados para optimizar una sola situación y un tipo específico de neumático. Un límite que, de hecho, limitaba los beneficios del control de tracción. Con el Aprilia Traction Control (ATC) este límite se supera: un procedimiento activable por el piloto, un sistema que aprende el radio de giro del neumático y la relación final de la moto para garantizar la máxima precisión de actuación.

AWC: Estabilidad en la máxima aceleración

Poder disfrutar el máximo potencial del motor de la moderna Superbike de Aprilia sin perder ni un solo caballo es el deseo de cualquier piloto. Con el sistema AWC (Aprilia Wheelie Control) Aprilia ha conseguido obtener un resultado extraordinario. Gracias a la patente exclusiva de Aprilia con el sistema de detección de Wheelie, el AWC se encuentra en condiciones de “comprender” cuando comienza y se acaba una levantada de rueda y actúa por consiguiente para bajar dulcemente la rueda delantera al suelo. La gestión de la levantada es continua y suave sin movimientos bruscos o entregas de potencia violenta, con una perfecta gestión de la aceleración El sistema AWC se activa desde el salpicadero y es regulable de manera independiente por los controles y con tres niveles de intervención, asegurando así las mayores exigencias del piloto.

ALC: primera en el “hoyo en uno”

La salida perfecta es otro de los sueños de cualquier piloto, porque hacer una buena salida significa tener la mitad del trabajo durante una carrera. Pero, cuando se apaga el semáforo, gestionar la potencia de las modernas superbike no es un objetivo fácil. El sistema ALC (Aprilia Launch Control) consigue una salida instantánea al apagarse el semáforo descargando sobre el asfalto el máximo de potencia posible y ayudando al piloto en este momento crítico de la carrera. El sistema ALC permite al piloto salir abriendo al máximo el acelerador, soltar el embrague como se haría normalmente y cambiar de marcha. EI sistema ALC se regula en tres niveles y su actuación se realiza en el salpicadero y se “arma” con la moto parada, actuando a la vez sobre los dos pulsadores del joystick situado en el semimanillar derecho que permite al piloto gestionar el control de tracción.

AQS: Cambio de récord

Quien busca las máximas prestaciones por vuelta no se puede permitir el lujo de perder ni una milésima de segundo en una operación aparentemente simple como es el cambio de marchas. La Aprilia RSV4 R APRCE hereda este sistema de la Factory APRC SE el ventajoso sistema de cambio electrónico (Aprilia Quick Shift), que en primera instancia reduce a un tiempo infinitesimal la acción del embrague, activación y supresión de su efecto, consiguiendo un cambio rapidísimo sin tener que soltar el acelerador ni actuar sobre la leva del embrague. El sistema trabaja en sintonía con el nuevo cambio de marchas y limitando la bajada de régimen de giro durante el cambio de marchas, con lo que se consigue una mejoría del tiempo por vuelta. Para optimizar las prestaciones del sistema AQS, los ingenieros de Aprilia han optimizado el tiempo de “corte” en función del régimen en que se realiza el cambio.

LA MOTO

La Aprilia RSV4 R APRC representa el inicio de un nueva generación de superdeportivas resumida en que a la excelencia mecánica se une la excelencia electrónica y el resultado no puede ser otro que una excelencia de la conducción. La tecnología al servicio del arte en cuanto se refiere a motor y ciclística para su uso la convierten en la compañera ideal de cualquier piloto que quiere mejorar sus propios límites con una seguridad y sensaciones únicas.

Son las mismas características que la convierten en una moto de altas prestaciones pero a la vez fácil de pilotar y disfrutar hasta el último caballo de potencia. La sencillez, incluso técnica del primer motor e cuatro cilindros en “V” estrecha y altas prestaciones de gran serie en el mundo, el más revolucionario y potente jamás construido por Aprilia, son sus principales características y la hacen inconfundible.

A la refinada estructura y mecánica de la RSV4 R APRC se unen materiales excepcionales, escogidos para aligerar al máximo el peso de todo el paquete APRC de serie.

En detalle los elementos que caracterizan a la RSV4 R APRC:

  • APRC de serie
  • Gestión avanzada de la válvula de escape
  • Horquilla invertida Sachs multirregulable
  • Amortiguador Sachs multirregulable
  • Amortiguador de dirección Sachs
  • Llantas de aluminio de tres radios desdoblados más ligeras

El MOTOR

El increíble sistema APRC es sin ninguna duda la novedad más importante introducida en esta versión de la nueva RSV4. El motor de la RSV4 R APRC acumula una serie de innovaciones que le permiten mejorar su ya de por sí proverbiales características técnicas y mecánicas.

La Aprilia RSV4, es la única superdeportiva de serie en el mundo que utiliza un motor de cuatro cilindros en V de calado a 65° con características únicas. Una referencia tecnológica para el un proyecto compactísimo, estrecho como si de un bicilíndrico se tratase y capaz de conseguir una ciclística ultracompacta, el V4 65° era y es un ejercicio de ingeniería digno de la genialidad italiana.

Las características del motor Aprilia V4 65° en resumen:

Cilindrada: 999.6 cc

Configuración: V4 de 65°

Cárter: monobloque en aluminio con conductos integrados

Distribución: 4 válvulas por cilindro (Titanio y Nymonic) comandados directamente por árboles de levas en cabeza accionados por un sistema mixto de engranaje y cadena, cadena lateral con engranajes centrales

Alimentación: Inyección electrónica con dobles inyectores y sistema Ride by Wire integral independiente para cada bancada. Tres mapas seleccionables desde el manillar

Contrapesos antivibración

Relación de compresión: 13:1

Cambio: De seis marchas extraíble con comando directo

Embrague: Multidisco en baño de aceite con sistema antirrebote mecánico

Gestión electrónica: Centralita Magneti Marelli para gestionar el encendido, la inyección y el Ride by Wire,con conductos de altura variable

Sistema APRC para la gestión dinámica de la moto

La configuración en V estrecha ha permitido la realización de un motor con una estructura longitudinal increíblemente reducida favoreciendo la centralización de las masas y la realización de una ciclística extremadamente competitiva (compacta entre ejes, con basculante largo).

La distribución adopta una cinemática innovadora (la cadena mueve solo el árbol de levas de aspiración que manda una señal al de escape por medio de un engranaje) lo que permite una que haya una culata extremadamente compacta (solo 250 mm en la zona posterior) sobre todo en la zona de paso del travesaño del chasis que así es más estilizado que nunca.

Un cigüeñal preparado para reducir las vibraciones de primer y segundo grado que permiten minimizar el conjunto a niveles inferiores al nivel de un motor V90.

El conjunto monobloque en aluminio con conductos integrales, para ofrecer el máximo de rigidez y constancia de rendimiento.

La gestión electrónica es otro de los puntos de atención del motor V4 65°. La tecnología Full Ride by Wire elimina cualquier tipo de conexión directa entre el acelerador y las mariposas, gestionada íntegramente por la centralita Marelli de última generación que comanda también el encendido en los ocho inyectores (y 4 secundarios del tipo “ducha” que entran en funcionamiento con cargas elevadas).

Cada bancada tiene un servomotor exclusivo que opera sobre dos cuerpos de mariposa de esa bancada. De este modo la apertura de la mariposa y, por tanto la cantidad de carburante inyectado, puede ser gestionada independientemente. Una solución jamás utilizada en motos de serie, que ofrece la posibilidad casi infinita en la gestión de la entrega del motor y la perfecta integración con el sistema APRC.

También la transmisión se ha estudiado según los criterios más avanzados para ofrecer las mejores prestaciones posibles. Hay que destacar el comportamiento racing del V4 65° en el que disponemos de un cambio extraíble y la lubrificación por carter húmedo con aceite en su base. El embrague trabaja en baño de aceite y está dotado de un sistema antirrebote mecánico para un control óptimo el freno motor y de la estabilidad en la frenada de la moto.

Ya cuando debutó el V4 65° era uno de los motores más avanzados del mundo. Ahora la nueva Aprilia RSV4 R APRC recibe numerosas mejoras fruto de la experiencia conseguida con la moto oficial del Campeonato del Mundo de Superbike que han logrado perfeccionarla. El nuevo escape y los nuevos mapas electrónicos optimizan la entrega de potencia. La mejoría en la lubrificación, un punto crítico, el nuevo anclaje del cigüeñal sobre cojinetes esféricos de bronce y el revisado circuito de refrigeración de las culatas, optimizan la temperatura de trabajo a largo plazo.

Para optimizar el rendimiento del motor también se ha trabajado sobre otros aspectos, como la cámara de combustión, mejorándose el acoplamiento cilindro-pistón. El cambio, en las tres primeras marchas, tiene una relación mucho más estrecha para mejorar la aceleración a la salida de las curvas. También se ha estudiado un sistema evolucionado de la gestión de la válvula de escape que perfecciona la entrega de potencia a bajo régimen, consiguiendo una reducción de las emisiones y manteniendo un sonido de escape verdaderamente espectacular.

LA CICLÍSTICA

Las motos Aprilia se han caracterizado siempre en el mundo por las excelencias de su ciclística. La RSV4 R hereda una estructura absolutamente vanguardista en este sentido que la permite llegar al límite, disfrutando de todos los conocimientos que Aprilia ha acumulado a lo largo de los años y de sus victorias en competición para optimizar la ciclística y mantener la satisfacción del piloto en cualquier trazado.

Simplemente, la RSV4 R quiere ofrecer el mejor “paquete” posible para quien quiere conseguir las mejores prestaciones y disfrutar al máximo de una jornada de conducción, ya sea en pista como en carretera.

La perfecta centralización de las masas es uno de los puntpos fuertes del chasis de la RSV4 R. Para conseguir estos resultados se han estudiado todos los aspectos hasta el mínimo detalle. Como en la moto de competición gran parte del depósito de combustible se ha diseñado para albergarse bajo el asiento del piloto, optimizando el equilibrio de la moto y minimizando los efectos entre conducir con el depósito lleno o medio vacío.

Siguiendo con la tradición de Aprilia, el chasis en aluminio de la RSV4 R disfruta de una gran resistencia y flexibilidad de todos sus elementos fundidos y estampados, con una estructura que establece nuevas referencias de equilibrio de eficacia dinámica.

La rigidez torsional resulta máxima y esa flexión se ha conseguido para garantizar al máximo el control de conducción de la moto. En este punto la Aprilia RSV4 R no es solo una moto de prestaciones espectaculares sino que uno de sus puntos fuertes se encuentra en la facilidad de conducción por todos estos aspectos, en los que se incluye el basculante, realizado con la misma tecnología que el resto del chasis y que ofrece un perfecto equilibrio entre la rigidez de flexión y torsión, contribuyendo al excelente comportamiento de la RSV4 R en carretera.

Las Suspensiones

La parte ciclista encuentra su complemento en unas suspensiones de primer nivel con una horquilla invertida Sachs, con barras de acero de 43 mm de diámetro con posibilidad de regular el hidráulico en extensión, en compresión y en la precarga del muelle.

El amortiguador trasero Sachs nace de la experiencia directa de la competición. Equipado con depósito separado del tipo “Piggy Back”, (separada pero integrada en el cuerpo), es regulable en la precarga del muelle, en compresión, extensión y recorrido, consiguiendo así varias la altura posterior de la moto para adaptar la puesta a punto a los diferentes estilos de conducción y circuito.

Componentes

Una auténtica Superbike no lo es solo por sus prestaciones sino también por lo que es capaz de ofrecer a sus poseedores en función de sus acabados. Para la Aprilia RSV4 R APRC se ha prestado especial atención a todos sus detalles.

Entre los componentes cabe destacar:

Instrumentación: De tipo mixto (digital y analógico) recibe toda la información de la línea CAN y se convierte en parte integrante y fundamental del sistema de auto diagnosis y dota de una memoria histórica. Es un auténtico ordenador de abordo dotado de un display simple de manejar, mínimo, pero extremadamente compacto y moderno. Su funcionalidad ha sido mejorada con el uso de todas sus funciones con tres cómodas teclas.

Faro delantero: utiliza tres elementos, no solo para mantener la histórica línea de las primeras RSV Mille sino sobre todo para garantizar una óptima conducción nocturna.

Sistema eléctrico: Ha sido proyectado desde el principio hasta el final con el objetivo de lograr la máxima funcionalidad y racionalidad con el mínimo peso. El resultado es un conjunto extremadamente compacto y conciso que facilita cualquier intervención de mantenimiento sin olvidar su predisposición para los circuitos.

La Aprilia RSV4 R APRC puede estar disponible en el siempre competitivo negro metalizado que caracteriza a la versión “Factory” y también en un luminoso blanco también muy solicitado en el sector de las súper deportivas.

Nos sigues?