Jorge Lorenzo presenta su nuevo libro ‘Lo que aprendí hasta los 30’

 

«La vida de un deportista de élite es corta y tienes que priorizarla absolutamente mientras estás arriba. Ningún negocio me va a dar tanto a nivel económico como seguir luchando por títulos mundiales en MotoGP. No puedo perderme en trivialidades, descuidar mi condición física o tener la cabeza en otras cosas. En algún momento de mi carrera lo he hecho y ha sido un grave error.»

«No nos engañemos, el motociclismo nunca ha sido un deporte colectivo. De hecho, siempre se ha dicho que al primero que tienes que ganar es a tu compañero de equipo. Si le ganas a tu compañero, tu valor en el equipo aumenta; si te gana, al revés: tu valor cae […] Durante mis últimos tres años en Yamaha tuve como compañero de equipo a Valentino Rossi, que por aquel entonces ya era un piloto veterano.»

«Tenía diecinueve años y Eva era mi primer amor. La quería con locura. Que otra persona me dijese que tenía que romper con ella fue muy duro. Pero en aquel momento confiaba ciegamente en Marcos [mi entrenador de entonces]. Mi corazón no quería romper con ella, pero mi cabeza sabía que aquella era la mejor decisión para mi carrera.»

«En los primeros entrenamientos libres del GP de China, salí volando por encima de mi moto, impacté violentamente sobre el asfalto y me rompí los dos tobillos […] A pesar de la insistencia de mi mánager y todo mi equipo para que me olvidase de la carrera y me recuperase, decidí que intentaría correr… […] Después de una dura batalla con Melandri conseguí adelantarle en las últimas vueltas y terminé cuarto.»

«Aunque había decidido vivir lejos de él, no corté por completo la relación con mi padre. Una de las cosas que me pedía cuando hablábamos por teléfono era que empezara a trabajar con Joaquín Dosil, un psicólogo deportivo.»

«Nunca me han faltado los haters. “Casualmente”, la mayor parte de las críticas han venido por parte de algunos fans de mis rivales.»

«Soy consciente de que tengo una proyección pública y eso me obliga a cuidar mi imagen. Mis prendas fetiche son unos jeans ajustados, una camiseta de esas largas por abajo que puso de moda Kanye West y una chaqueta de cuero, una prenda que te da un aire de “rebelde sin causa” que me mola mucho…»

Conduce tu vida hacia la cima de la mano de un campeón

Hay tres clases de personas: las que triunfan, las que fracasan y las que consiguen crecer como personas mientras cosechan éxito tras éxito. Jorge Lorenzo pertenece a la tercera categoría. Es un claro ejemplo de que el trabajo bien hecho siempre da frutos y de que es importante creer en uno mismo, incluso en los momentos más difíciles, para poder conseguir tus metas.

Sus excelentes logros son el resultado de un trabajo constante combinado con un espíritu de sacrificio sin igual. Una filosofía de vida que el piloto nos enseña en este libro, que versa sobre aspectos relacionados con la superación personal y la importancia de visualizar el éxito, pero también con la necesidad de invertir de manera inteligente los beneficios económicos que hayamos conseguido o de enriquecerse intelectualmente con la lectura.

A través de consejos prácticos acerca de los más variados temas y de anécdotas y vivencias personales, Lorenzo demuestra que nada sucede por casualidad, y que todo triunfo lleva intrínseco una dosis de perfección y de determinación absoluta. Ingredientes necesarios no sólo para ser el mejor en el ámbito profesional, sino también en la faceta personal.

Si te consideras una persona dispuesta a luchar por conseguir tus sueños, tienes entre las manos una poderosa herramienta para ello.

Nos sigues?