Disfruta de una experiencia de conducción adictiva con el Speed Additive de Liqui Moly

El Speed Additive de Liqui Moly incorpora toda la tecnología y la calidad inherente a la firma alemana, mejora el rendimiento de la moto gracias a que su fórmula ayuda a reducir la fricción y el desgaste de las piezas del motor, a mantener limpio su sistema de combustión, y a garantizar una ignición y compresión óptimas. Un producto que sorprende gratamente a cualquiera que lo utilice desde el momento en el que acciona el botón de arranque.

La pasión es el motor de Liqui Moly que —con un catálogo de más de 4.000 referencias— ya se ha convertido en una marca de reconocido prestigio internacional, gracias a los eficientes resultados de su gama de producto, algo que le permite estar presente en algunas de las competiciones más importantes del planeta, como el Mundial de MotoGP. Es en estos entornos competitivos donde la firma alemana se nutre del feedback de los mejores equipos del mundo para perfeccionar cada uno de sus artículos —apostando por las mejores materias primas, los constantes controles y el cumplimiento con las exigentes especificaciones— con el fin de trasladarlos al usuario final.

Bajo estos parámetros nace su Speed Additive, un producto que ofrece una moderna combinación de agentes activos, sin cenizas, con propiedades limpiadoras de dispersión, de protección y de mejora de la aceleración. Un chute de energía —disponible en España gracias a Bihr— que revoluciona tu moto con un mayor rendimiento y potencia. Además de proteger el combustible de la oxidación y el envejecimiento, limpiar el sistema de combustión, y evitar su corrosión.

Este producto es compatible con los motores de 2 y 4 tiempos y todos los tipos de gasolina. Su uso es sencillo, ya que simplemente se debe verter el contenido del bote en el depósito de gasolina —a ser posible después del repostado— para obtener un efecto óptimo. El contenido de una lata de 150 ml, disponible por 8,99 euros (PVP IVA incluido), es suficiente para hasta 20 litros de combustible, mientras que el de una de 80 ml vale para hasta 10 litros. Este último se encuentra disponible por 5 euros (PVP IVA incluido). Una pequeña inversión con la que conseguirás nuevas experiencias sobre dos ruedas.

Para notar un efecto óptimo del producto, Bihr recomienda utilizar antes de su uso el eliminador de residuos Bike Additive, un artículo que elimina las impurezas del sistema de combustible y evita que se vuelvan a formar, protegiéndolo de la corrosión. Como el Speed Additive, optimiza el rendimiento del motor, aunque también aumenta la seguridad en marcha y normaliza el consumo de combustibles y los valores de los gases de escape. También se encuentra disponible para motores de 2T en un envase de 250 ml. por 11 euros (IVA incluido) y de 4T en distintas capacidades de 80 y 125 ml por 5 y 7,50 euros (IVA incluido) respectivamente.

Nos sigues?