¿Por qué contratar un Seguro para Vehículos Clásicos?

Los vehículos antiguos, tanto motos como coches, son parte de nuestra historia, y aunque hay muchos que desprecian este tipo de vehículos, en nuestro caso pensamos que es importante que sigan rodando por nuestras calles y carreteras, tanto por su valor sentimental cómo para saber que este mundo del motor ha evolucionado exponencialmente en menos de un siglo. Sea cual sea el motivo que nos empuje a disfrutar de este tipo de vehículos deberemos contratar seguros para coches clásicos

Somos muchos los orgullosos poseedores de pequeñas joyas de dos ruedas que de vez en cuando nos gusta sacar a pasear para disfrutar de su imperfecta perfección. Pero para ello debemos tener un asegurada nuestra moto, aunque hay que recordar que aunque no la saquemos del garaje, por ley también debe estar asegurada por si causa algún tipo de estropicio, cómo sería que se rompa un manguito y se vierta aceite o algún tipo de líquido o algo mayor.

Las pólizas de motos clásicas difieren de los seguros de moto genéricos, ya que las motos antiguas no son vehículos convencionales, algunas de ellas son auténticas obras de la mecánica que se han mantenido como el primer día gracias a los cuidados de sus dueños.

Antes de todo queremos dejar claro lo que es una moto clásica, ya que debe cumplir una serie de condiciones para que se considere clásica.

  • Tener más de 25 años de antigüedad.
  • Estar incluida en el Inventario General de Bienes Muebles de Patrimonio Histórico Español, declarado como bien de interés cultural.
  • Ser un vehículo de colección que por su singularidad, escasez o por haber hecho algo especial, se pueda acoger al régimen de vehículos históricos.
  • Para que una moto antigua sea certificada como una moto histórica es necesario que el vehículo supere una serie de pruebas para certificar, entre otras cosas, la autenticidad de sus piezas y su estado. Si se supera el examen, que gestiona cada Comunidad Autónoma, a la moto clásica sólo le faltará pasar la ITV, renovar el permiso de circulación y obtener las nuevas matrículas.

Si todos estos trámites se superan, debemos contratar seguros para motos clásicas , que como el resto de motos y motocicletas más modernas, no pueden circular si no están cubiertas por un Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio en vigor.

No obstante, los Seguros para Motos Clásicas no son iguales que las pólizas de cualquier motocicleta que veamos por la calle. Los riesgos que cubren son distintos, como distinto es el uso que se da a estos vehículos.

El Seguro para Motos Clásicas también cubren a nuestro vehículo que se supone un alto valor histórico y cuyo uso no tiene nada que ver con el que damos a una motocicleta normal.

Para poder contratar un Seguro de Moto Clásica, la aseguradora suele establecer una serie de condiciones, cómo no superar un kilometraje anual o que la moto tenga una antigüedad determinada para acceder a estos Seguros.

A parte cómo es habitual también pueden poner condiciones al tomador, como que sea mayor de 25 años y tenga un mínimo de años de carnet. Además, es frecuente que la aseguradora prime los contratos en los que el tomador y el propietario de la moto son la misma persona.

Las ventajas de los Seguros de Motos Clásicas empiezan en que suelen ser más económicas que los Seguros de Motocicleta normales, ya que se da por sentado que no recorren muchos kilómetros al año y que, normalmente, alcanzan velocidades más reducidas. También, dependiendo del modelo que vamos a asegurar, la compañía nos puede ofrecer diversas coberturas como el Seguro de Accidentes del piloto, la Asistencia en Viaje, una garantía que puede ser de gran utilidad cuando viajamos en modelos antiguos en los que son más frecuentes las averías.

Nos sigues?