Logo
Print this page
Probamos el Seat Alhambra Xcellence Tdi 150 cv DSG6

Probamos el Seat Alhambra Xcellence Tdi 150 cv DSG6

Los monovolúmenes grandes se resisten a morir, y personalmente aún ofrecen unas virtudes que ningún otro vehículo puede igualar, cómo son amplitud, confort o comportamiento.

Seat tiene en el Alhambra un clásico en su gama y ahora lo ha puesto al día con nuevos acabados cómo el Xcellence que hoy nos ocupa, con más equipamiento sistemas de seguridad y asistencia a la conducción.

Entre el equipamiento de serie del Seat Alhambra destacan sistemas como el asistente de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones Front Assist, el asistente de cambio involuntario de carril Lane Assist y el aviso de cinturón desabrochado en todas las plazas.

También el sistema de conectividad Full Link (con Android Auto, Apple Car Play y Mirror Mink), sensores de aparcamiento delanteros y traseros, alarma y climatizador de tres zonas.

Además, entre el equipamiento tecnológico del que dispone el Alhambra sobresalen el asistente de cambio automático de luces de carretera (cruce/largas) Light Assist (de serie en el acabado Style), el asistente de aparcamiento automático, el detector de ángulo muerto y el reconocimiento de señales de tráfico.

Esta nueva terminación Xcellence incluye el sistema Kessy de apertura y arranque sin llave y suspensión deportiva, el Control de Chasis Adaptativo DCC y control de velocidad de crucero adaptativo ACC.

Los cambios del Alhambra son casi todos estéticos, excepto los referentes a la suspensión y chasis adaptativo, que han permitido al Monovolumen de Martorell, situarse cómo el más deportivo de la categoría, superando al S-Max de Ford.

En marcha ya era un vehículo muy dinámico, pero ahora está mucho más cerca de un turismo, superando en zonas de curvas a muchos de ellos, sobretodo a los Japonenes y Fanceses, con suspensiones más blandurrias.

En tramos virados es fácil disfrutar al volante del Alhambra, con un alto nivel de confianza y seguridad, pasa por las curvas de manera muy dinámica y permite unos ritmos imposibles con otros vehículos.

En Autopista seguimos teniendo un auténtico viajero, muy cómodo, silencioso y muy estable, es cómo viajar en un tren de Alta Velocidad.

En ciudad, el tamaño siempre importa, pero la conseguida visibilidad del modelo español, hace las cosas más fáciles, a lo que debemos añadir las ayudas de aparcamiento y la imprescindible cámara de visión trasera.

Nosotros probamos el motor más recomendable de la gama, el propulsor diésel 2.0 litros TDI de 150 CV asociado a la transmisión automática DSG de seis relaciones, una asociación que da muy buenos frutos por agrado de conducción.

Respecto al consumo, los cambios automáticos tienden a elevar la cifra de consumo, en este caso se quedó en unos aceptables 6,9 litros a los 100 kilómetros, lejos del consumo homologado, pero en línea de sus competidores directos.

Las prestaciones son realmente buenas, ya que tenemos una excelente velocidad punta de 210 Km/h y pasa de 0 a 100 Km/h en tan solo 9,3 segundos. Las recuperaciones también son dignas de mención.

El interior es amplio, muy modulable y bien acabado, con materiales de buena factura y ajuste. El salpicadero de lineas suaves y muy ordenado, con una ergonomía muy conseguida. Disponemos de una pantalla central que engloba los sistemas de navegación y multimedia de muy fácil uso.

Todas las butacas son individuales, muy cómodas y con varias regulaciones disponibles.

El maletero es justo usando todas las plazas, pero muy grande cuando plegamos la última fila de asientos y enorme si solo usamos las dos plazas delanteras.

El acceso a la última fila de asientos es correcta gracias a las puertas traseras deslizantes.

Valoración Final
Los SUVs de 7 plazas han restado ventas a los monovolúmenes grandes, cosa que solo se puede explicar porqué gustan más estéticamente, ya que solo tienen desventajas respecto a este Alhambra que hoy nos visita, gastan más, tienen menor capacidad de carga, menos espacio interior, su comportamiento es más torpe, cuestan más y su mantenimiento es mayor,.. por lo que este Seat Alhambra, disponible desde unos económicos 25.000 euros, es una compra maestra, una compra inteligente. No os dejéis engañar por el envoltorio, lo importante está de puertas adentro y en movimiento!

10 Pins Internet Factory