Logo
Print this page
Probamos el Seat Tarraco 2.0 TDI 190 CV 4drive

Probamos el Seat Tarraco 2.0 TDI 190 CV 4drive

El Tarraco se sitúa entre los SUV de mayor tamaño entre las marcas generalistas, un vehículo imponente y capaz que puede abrir un nuevo segmento a la marca Española.

Puede contar con hasta 7 plazas, ofrece más de 700 litros de maletero y mide 4,7 metros de largo, 1,83 de ancho y 1,66 de alto y por tanto es una alternativa a los monovolúmenes tradicionales.

Este Seat Tarraco comparte muchos componentes con el Skoda Kodiaq y el Volkswagen Tiguan Allspace, incluso la plataforma MQB-A LWB.

El Tarraco estrena un nuevo lenguaje de diseño que progresivamente irá extendiéndose a toda la gama española.

De puertas adentro es muy amplio generoso en cuanto a espacio, en cualquier dirección y cota, en cualquiera de las cinco plazas fijas.

Los asientos de la tercera fila suficientes para niños, y utilizables por dos adultos en trayectos cortos. Estas plazas adicionales son opcionales.

El maletero es enorme, disponemos de 700 litros de capacidad con un suelo plano y muy aprovechable. Sin los dos asientos opcionales, la cifra sube hasta los 760 litros de volumen, ningún coche similar ofrece un espacio tan generoso.

Con las 7 plazas desplegadas y utilizables seguimos contando con un pequeño espacio que puede llegar a albergar un par de maletas de cabina.

Las plazas traseras son muy amplias, el acceso es cómodo tanto por la altura del techo como por amplitud de la entrada. Las tres butacas se pueden abatir y mover longitudinalmente de manera independiente, lo que permite modificar el espacio interior a nuestro gusto.

Cuentan con salidas de ventilación y un control independiente de la temperatura de serie en todas las versiones, tomas usb para recarga de móviles, mesillas incluidas en los respaldos, cortinillas para el sol, etc.

En los asientos delanteros disponemos de unas cotas de confort envidiables, con asientos muy cómodos, multitud de huecos para dejar cosas y un cómodo reposabrazos regulable en altura y profundidad.

La disposición de la consola central cambia situando la pantalla central de una manera flotante. La instrumentación es completamente digital, denominada ‘digital cockpit’ y es de serie en todos los acabados.

En marcha, hay que alabar el trabajo de las suspensiones que a pesar del tamaño y peso, nos permiten un uso muy dinámico del vehículo, muy aplomado y seguro, nos ha gustado más que su hermano Ateca.

En ciudad es un coche cómodo y utilizable a diario, su visibilidad es muy buena y el cambio DSG funciona de manera rápida y suave. Los sensores de aparcamiento y cámaras 360º facilitan mucho las cosas al aparcar.

En carretera es un coche muy estable, bien insonorizado y con el motor de 190 CV tiene una potencia más que suficiente para mantener buenos cruceros incluso con el coche cargado.

En campo, a pesar de un buen sistema de tracción total, no dispone de los neumáticos adecuados, ni de la altura al suelo y ángulos suficientes. Se desenvuelve bien por caminos en buen estado, pero si están en malas condiciones, bota en exceso.

Nosotros nos lo llevamos a la nieve, y pusimos a prueba el sistema de tracción total del Tarraco, y a pesar del peso, volvimos muy satisfechos de la capacidad de tracción y de la manera de transmitir la fuerza al piso, muy recomendable, sobretodo porqué dispone de tracción total permanente.

En cuanto a la motorización, este turbodiesel de 2 litros y 190 caballos es un buen aliado del Tarraco, con un funcionamiento silencioso y suave y prestaciones más que sobradas para las ambiciones del coche.

El consumo es elevado, no escandalosamente alto, pero si elevado, durante el test no hemos podido bajar de 7,9 litros a los 100 kilómetros, muy lejos del consumo homologado.

Respecto a las prestaciones, vamos bien armados, con una velocidad punta de 210 Km/h y pasando de 0 a 100 en tan solo 8 segundos, excelentes registros.

El cambio automático DSG es suave y eficaz, pero tiende a poner marchas muy largas que penalizan el consumo y la respuesta del motor, entendemos que la versión manual bajaría el consumo y el agrado de uso.

Valoración Final

Este modelo sale por 43.000 euros, una cifra respetable, pero que si comparamos con sus competidores, no es nada alta y los que tienen una tarifa menor, son inferiores sobretodo en equipamiento y motorización, además el sistema de tracción 4drive es muy eficaz. No es una mala opción por su capacidad y funcionamiento.

10 Pins Internet Factory