Probamos la BMW R 1200 RS

BMW siempre se ha caracterizado por dotar a la mayoría de sus productos de un carácter deportivo, pero algunas de sus motos son famosas por su carácter rutero, nuestra visitante de hoy podríamos decir que es un término medio entre ambos extremos, estamos hablando de la BMW R 1200 RS.

La BMW R 1200 RS es deportiva por potencia, agilidad y diversión, pero también rutera por comodidad y aptitudes para largas distancias.

Por definición estamos delante de una sport-turismo de libro, ya que es un modelo cuyo potencial rutero está perfectamente combinado con sus cualidades más dinámicas gracias a los semimanillares, ofreciendo calidad y tecnología para disfrutarla en cualquiera de sus dos facetas.

La BMW R 1200 RS es una moto perfecta para el día a día, manejable y ágil pero también se comporta de maravilla cuando abrimos el grifo y suben las vueltas de su motor Boxer, permitiendo una conducción tanto racing cómo relajada.

A pesar de su elevada tara, 236 kg en seco, en movimiento desaparece este peso, moviéndose tal que una moto mucho más ligera.

En zonas de curvas es una moto divertida, fácil de llevar, con una buena pegada y unos frenos excelentes, la verdad es que es permisiva y nos aporta mucha confianza, lo que permite que podamos disfrutar encima de ella.

En autopista es suave y sobretodo cómoda, se lleva fácil y los kilómetros pasan sin enterarte, sin duda será una buena elección para una larga ruta en vacaciones.

En parado es pesada, aunque su centro de gravedad bajo nos facilita los movimientos y sobretodo las maniobras, si tienes una altura media, se llega bien al suelo, lo que es de agradecer.

Circulando se valora la buena postura de conducción con la espalda más erguida que en una deportiva lo que la hace más usable y más ágil en la corta distancia. El asiento es ancho y largo y se nota que está pensado para viajar, tanto en solitario cómo a duo.

El motor es un viejo conocido, este motor bóxer se nota siempre poderoso, con sus característicos movimientos laterales y vibraciones pero con un gran empuje a bajas revoluciones.

Los 125 cv son más que suficientes para lograr unas prestaciones muy buenas, pero al mismo tiempo conseguir unos consumos muy buenos, que durante nuestra prueba bajaron de los 6 litros de media cada 100 kilómetros, menores que algún scooter “deportivo” que nos viene a la cabeza.

Una moto de este nivel debe ofrecer un punto más que la competencia y detalles cómo el sistema de encendido Keyless Ride, de arranque sin llave, basta con llevar la llave en el bolsillo y pulsar un boton situado en lugar del clausor.

Las opciones de personalización son enormes y algunas de ellas a precios algo elevados, pero BMW nos ofrece la posibilidad de tener una moto redonda a base de complementar la excelente base.

Entre los accesorios interesantes están los puños y asiento calefactable, navegador o varios tipos de maletas.

La calidad de fabricación es sobresaliente, con detalles de calidad, una ergonomía muy trabajada y conseguida y una postura tanto de piloto como de pasajero perfectas.

Valoración Final

En BMW normalmente el precio es el único pero que le encontramos a las Motos, en este caso 14.000 euros, es elevado, pero nos llevamos a cambio una moto fiable, muy polivalente y de innegable elegancia y atractivo. Si la probáis os enamorará!

back to top

Artículos sobre mecánica y Tecnología del Automóvil

Boletín El Motor

Date de alta en nuestro Boletín de Novedades para recibir las últimas Noticias de El Motor.

 

Busca en la web

Últimas Pruebas

Ver todas las pruebas pulsando aqui
joomla fanbox module joomla

Elmotor.net en Twitter

Tomtom Go