Llegan nuevos Motores Diesel al Seat Ibiza

Ya están disponibles los nuevos motores diésel en el SEAT Ibiza, completando la oferta de propulsores que ofrece el súperventas de la compañía.

La gama de motores diésel comprende potencias de 80, 95 y 115 CV con un mismo bloque 1.6 TDI, cumpliendo con la normativa Euro 6. Cabe destacar su refinado funcionamiento y buen aislamiento del habitáculo, además de unos reducidos consumos y emisiones de CO2. La gama de motores se completa definitivamente con la oferta más ecológica y económica, el Ibiza 1.0 TGI de 90 CV, que monta un propulsor de tecnología híbrida que emplea gasolina y Gas Natural Comprimido (GNC).

Tras su lanzamiento comercial el pasado mes de junio, se puede afirmar que la quinta generación del Ibiza es ya un rotundo éxito, como demuestran los excelentes datos de ventas con más de 7.000 pedidos hasta finales de octubre. Después de cuatro generaciones y casi 5,5 millones de unidades vendidas, el nuevo SEAT Ibiza marca un antes y un después en la historia del modelo, con una gran evolución. Presume de un excelente carácter dinámico, gran versatilidad, eficiencia y la tecnología más completa y avanzada en cuanto a asistentes a la conducción, seguridad, confort y conectividad, propios de segmentos superiores.

Nuevos propulsores 1.6 TDI

El SEAT Ibiza incorpora a su gama de motores los nuevos diésel que, al igual que los gasolina, disponen de sistema Start&Stop y cumplen con la normativa de emisiones Euro 6, gracias a una serie de avances tecnológicos que hacen de ellos unos de los motores más sofisticados y eficientes del mercado.

Los nuevos propulsores diésel incorporan el sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) de segunda generación, para conseguir una mayor eficiencia, reduciendo y transformando las partículas NOx en elementos inocuos para el medio ambiente. Para conseguirlo, el Ibiza incorpora un depósito de AdBlue, ubicado en la parte posterior derecha del vehículo, con boca de llenado junto a la del combustible.

Los motores diésel del SEAT Ibiza, constan de un bloque de 1.598 cc, turboalimentado, con cuatro cilindros y dieciséis válvulas, que desarrollan 80, 95 y 115 CV de potencia. La inyección es directa por conducto común con inyectores de accionamiento electromagnético, consiguiendo así una mezcla más homogénea y eficiente, sean cuales sean las circunstancias de temperatura y presión de la cámara. Las cotas del cilindro presentan una relación casi “cuadrada” de 1,01 mm –con 79,5 mm de diámetro y 80,5 mm de carrera–. Los ingenieros de la marca española buscan así el equilibrio perfecto para conseguir excelentes consumos, a la vez que un recorrido del pistón no demasiado largo, para subir fácilmente el régimen de giro y, a su vez, aumentar la potencia sin necesidad de una mayor cilindrada.

La respuesta de cualquiera de las tres variantes mecánicas del bloque 1.6 TDI, además de suave, resulta increíblemente contundente desde bajas vueltas, donde se desarrollan importantes cifras de par motor. Por eso, desde ralentí hasta prácticamente el corte de inyección, el nuevo Ibiza diésel se mueve con una suavidad y contundencia sorprendentes, sin apenas ruido ni vibraciones. Todo un ejemplo de calidad de funcionamiento.

El primer escalón lo cubre el 1.6 TDI de 80 CV, potencia que se ofrece entre 2.700 y 4.800 rpm, y un par motor máximo de 230 Nm, desarrollado en un régimen de entre 1.400 y 2.400 rpm. Esta mecánica va a sociada a una caja de cambios manual de 5 velocidades y acelera de 0 a 100 km/h en 13,3 segundos. Su consumo medio es de 3,8 litros a los 100 km y emite 99 g/km de CO2.

El siguiente propulsor disponible es el 1.6 TDI de 95 CV, que puede ir asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades o automática de doble embrague DSG y siete relaciones, ésta última disponible a principios de 2018. En la variante con cambio manual, su potencia máxima se ofrece entre las 2.750 y 4.600 rpm, y el par máximo, que aumenta a los 250 Nm, entre las 1.500 y 2.600 rpm. Asimismo, acelera de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos, tiene un consumo medio de 3,8 l/100 km y emite tan sólo 99 g/km de CO2.

Por último, el tope de gama en la oferta diésel lo cubre la variante 1.6 TDI de 115 CV de potencia, desarrollada entre 3.250 y 4000 rpm, con un par motor máximo de 250 Nm entre 1.500 y 3.200 rpm. Va asociado a una caja manual de 6 velocidades y consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 10 segundos, con 3,9 l/100 km de consumo medio y unas emisiones en ciclo combinado de 102 g/km de CO2.

Como colofón, el nuevo Ibiza ya está disponible con la variante híbrida, impulsada por gasolina y Gas Natural Comprimido (GNC), con el motor 1.0 TGI de 90 CV. Asimismo, la oferta de gasolina en el Ibiza consta de los tricilíndricos 1.0 MPI de 75 CV y dos 1.0 TSI con 95 y 115 CV. Por su parte, la versión más deportiva viene de la mano del nuevo propulsor 1.5 Evo TSI de cuatro cilindros con 150 CV de potencia.

Atractivo diseño: un antes y un después con el nuevo Ibiza

La quinta generación del SEAT Ibiza tiene unas proporciones perfectas y un fuerte carácter que aportan gran dinamismo a primera vista, con los faros con luz diurna LED de forma triangular, un capó más esculpido con nervios que conectan con las líneas del paragolpes, generando así una sensación de solidez y fluidez, a la vez que una formidable estabilidad visual con líneas en forma de “X”.

En el lateral, los afilados blisters aportan, no sólo tensión y fluidez, sino que además, realzan las formas tridimensionales de la carrocería con acentuados reflejos de la luz, que amplían la sensación de movimiento del nuevo Ibiza. Los voladizos son más cortos que en la generación anterior, con las ruedas en las cuatro esquinas del coche, dando un carácter deportivo, estable y dinámico.

En la parte trasera destacan los pilotos, que envuelven el coche interactuando con los blisters laterales, proporcionando un diseño único y un gran rendimiento aerodinámico. Las líneas fuertes y claras del portón y el paragolpes, aumentan la percepción de anchura y crean una mirada monolítica al coche, aportando mayor sensación de estabilidad. El acabado FR incluye detalles que resaltan la deportividad como las colas de escape a ambos lados del difusor trasero. Por suparte, el Xcellence cuenta con detalles cromados que enfatizan su refinamiento y sofisticación.

El nuevo SEAT Ibiza tiene un diseño fresco y joven pero también maduro y equilibrado. Conserva los rasgos característicos del diseño de SEAT, pero los lleva al siguiente nivel, impulsando una gran evolución del ADN de diseño de la marca española. El logotipo se muestra orgullosamente en la parrilla y queda visualmente realzado por las dos líneas del capó y un ligero hueco en el marco cromado.

En cuanto al interior, también se ha cuidado en consonancia con el exterior, aportando tensión y armonía con la combinación de colores y materiales, y un elaborado diseño, con unas líneas más técnicas y precisas y unas proporciones más equilibradas que aportan una mayor sensación de espacio y confort. El nuevo súperventas español presenta así una mayor elegancia y percepción de calidad, mientras que los nuevos materiales mantienen el carácter joven y dinámico de siempre.

Se ha puesto especial énfasis en las proporciones horizontales, en la organización de las distintas áreas funcionales y en la disposición de la consola elevada para mejorar la ergonomía y la seguridad. Como es habitual en SEAT, todos los mandos e instrumentos están orientados hacia el conductor y situados lo más elevado posible para no apartar la vista de la carretera. En consonancia con esto, el Ibiza incorporará el año que viene un cuadro de relojes digital personalizable, donde visualizar toda la información disponible también en la consola central. Se avita así apartar la mirada de la carretera y las manos del volante, permitiendo al conductor controlar las funciones desde el volante multifunción.

Cabe destacar la moldura decorativa que recorre todo el salpicadero, personalizable en varios colores de aspecto moderno, o con acabado en piel –junto a los asientos opcionales en Alcántara®–, acentuando así el equilibrio perfecto entre diseño interior y la pantalla de la consola central. Al analizar la esmerada calidad de cada detalle del nuevo SEAT Ibiza, resulta obvio pensar en modelos de un segmento superior, desde las innumerables posibilidades de personalización hasta la posibilidad de elegir la luz ambiental interior mediante LED, sin olvidar la tecnología incorporada a bordo, donde destacan la pantalla táctil de 20,3 cm (8’’) y los sistemas de conectividad Full Link, para vincular el ‘smartphone’ al Ibiza, mediante Apple Car Play, Android Auto o Mirror Link.

El nuevo SEAT Ibiza está disponible en diferentes colores metalizados: Rojo Desire, Azul Mistery, Mystic Magenta, Negro Midnight, Gris Pirineos, Naranja Eclipse, Plata Urban, Blanco Nevada o Negro Midnight, así como las pinturas suaves: Azul Mediterráneo y Blanco. La formulación de estos colores hacen que las esculturales formas exteriores sean más evidentes.

Por último, las opciones de personalización son muchas con el paquete Sport Line, que permite añadir elementos aerodinámicos como alerón, taloneras en color de contraste, un difusor trasero específico, lip delantero o un spoiler trasero. También se pueden incluir nuevos diseños de llantas en 43 cm (17’’) o 46 cm (18’’), diferentes colores para los retrovisores y el techo, o vinilos específicos.

Plataforma MQB A0

La nueva generación del Ibiza se fabrica en la planta de SEAT en Martorell y supone un paso decisivo en el futuro de la compañía. Muestra la última tecnología del Grupo Volkswagen, la plataforma modular transversal MQB A0 (Modular Quer Baukasten), que también implementa el nuevo SUV urbano español, el SEAT Arona. Dicha plataforma proporciona al Ibiza una mayor robustez y ligereza del conjunto, un espectacular dinamismo y un notable aumento en el espacio interior.

La carrocería utiliza hasta cinco tipos de acero diferentes, y se ha incrementado el número de piezas con aceros de ultra alta resistencia estampados en caliente –en los montantes “A” y “B”, entre otros elementos–, lo que contribuye a reducir el peso y aumentar la rigidez, mejorando así el rendimiento y obteniendo un menor consumo. En particular, el nuevo Ibiza ha conseguido 5 estrellas en las pruebas EuroNCAP –la máxima calificación–, gracias a una nueva gestión de los airbag, la protección de peatones, la utilización de los aceros ya mencionados y los más de 4.000 puntos de soldadura que garantizan la robustez del modelo.

Por otra parte, la nueva plataforma MQB A0 permite una mayor flexibilidad de fabricación, ya que soporta diferentes modelos y permite diferentes tipos de carrocería dentro del mismo segmento, así como lograr diferentes configuraciones de distancia entre ejes dentro de la misma plataforma base.

Las inversiones de SEAT y los gastos de I+D en los últimos años fueron parcialmente destinados a adaptar la línea 1 de la fábrica de Martorell a la nueva plataforma, permitiendo a SEAT ser la primera marca del Grupo Volkswagen en utilizar esta tecnología.

Máximo dinamismo

El nuevo SEAT Ibiza mantiene también el ADN de la marca, con una conducción dinámica y divertida, sin olvidar el excelente confort de rodadura y la seguridad que proporciona el nuevo modelo español. Este excepcional comportamiento se debe en parte a la nueva plataforma MQB A0, pero también a una superior rigidez torsional, el aumento de batalla y vías, y un avanzado tren de rodaje realmente eficiente.

Por una parte, la dirección es de tipo C-EPS (Column Electric Power System), con asistencia electromecánica, que permite un accionamiento muy preciso, suave y directo de la dirección, a la vez que agrupa todos los componentes en la misma columna. Además, se ha trabajado en el chasis para reducir el peso del conjunto, como las barras estabilizadoras huecas, lo que permite ahorrar peso sin merma alguna de cara a la calidad de rodadura.

En cuanto a la arquitectura de suspensión, el nuevo SEAT Ibiza utiliza McPherson en el eje delantero y de eje semirrígido en el trasero. En el caso del acabado FR, la altura de la carrocería se ha rebajado en 15 mm y se ha modificado ligeramente el tarado de la suspensión, con unos amortiguadores un 20 % más firmes, mientras que el diámetro de la barra estabilizadora delantera es más grueso. La diferencia exactamente es de 21x3,7 mm para las versiones FR y de 20,7x2,8 mm para el resto. También el eje semirrígido trasero es más firme en los FR.

Además, se puede implementar una suspensión adaptativa en el acabado FR, que permite seleccionar entre dos modos de conducción: Normal o Sport. Estos amortiguadores opcionales disponen de dos flujos internos de aceite para las etapas de expansión y compresión. En el modo normal se obtiene una suspensión más suave y confortable, mientras que al seleccionar la posición Sport, se consigue una suspensión más firme e ideal para una conducción deportiva.

También se ha realizado un enorme salto cualitativo en términos de control de ruido, vibraciones y asperezas. Por todo, el Ibiza ofrece una calidad más próxima a vehículos de categorías superiores. Se muestra también ágil en ciudad, eficaz en carreteras de curvas y ofrece una excelente comodidad a la hora de hacer largos viajes.

Grande por dentro, compacto por fuera

El nuevo SEAT Ibiza está disponible con la funcional carrocería de 5 puertas. Gracias a la nueva plataforma MQB A0, principalmente, el nuevo SEAT Ibiza ha aumentado notablemente su habitabilidad interior y, sin embargo, sus dimensiones exteriores se mantienen casi inalterables con respecto a la generación anterior. Es más, su longitud máxima se ha reducido en 2 cm y su altura en 1 cm aunque, si hablamos de la anchura total, es aquí donde la quinta generación es 87 mm más ancha. Las cotas totales del nuevo SEAT Ibiza son 4.059 mm de largo, 1.780 mm de ancho y 1.444 mm de alto (1.429 mm en las versiones FR).

La anchura de vías ha aumentado 60 mm en el eje delantero –1.525 mm– y 48 mm en el eje trasero –1.505 mm–, mientras que la distancia entre ejes es de 2.564 milímetros, un aumento de 95 mm respecto al anterior Ibiza. Sin embargo, aunque la batalla sea mayor, los voladizos del coche son más reducidos y, por consiguiente, las ruedas se posicionan en las cuatro esquinas del vehículo. Por otra parte, el nuevo Ibiza disfruta de una gran habitabilidad, gracias, entre otras razonas, a su mayor anchura y una disminución de 17 mm en la altura de los asientos de las plazas traseras, generando así un mayor espacio para la cabeza.

El resultado es un coche mucho más cómodo. Respecto a la anterior generación, el espacio para las piernas en las plazas posteriores se ha incrementado en 35 mm y la anchura disponible en el interior ha crecido unos asombrosos 42 mm en las plazas traseras, por lo que el nuevo SEAT Ibiza se convierte en uno de los mejores vehículos de su clase en este aspecto. Para entendernos: si antes un pasajero de más de 1,75 metros de altura podía sentirse algo agobiado al viajar en las plazas traseras, ahora en el nuevo Ibiza se encontrará a sus anchas.

Por su parte, el maletero también crece en 63 litros, con lo que su capacidad total alcanza los 355 litros, una de las mejores cifras de su categoría. El plano de carga también se ha rebajado, prueba de que SEAT sabe cómo combinar diseño y funcionalidad.

Equipamiento propio de categoría superior

El nuevo SEAT Ibiza dispone de cuatro acabados: Reference, Style y, para aquellos que busquen un completo equipamiento, Xcellence y FR. El Xcellence ofrece un diseño más refinado y elegante, con un equipamiento orientado al confort, mientras que el FR está destinado a quienes buscan un plus en deportividad, tanto en comportamiento como en diseño. Ambos niveles incorporan un gran equipamiento en aras de la seguridad y conectividad.

Entre el equipamiento opcional del nuevo SEAT Ibiza, cabe destacar elementos más propios de segmentos superiores como el control de velocidad de crucero adaptativo con radar de proximidad (ACC), sistemas de ayuda de aparcamiento como sensores acústicos, visualización en pantalla, o el asistente de marcha atrás, con cámara trasera de gran definición y líneas orientativas para dirigir el vehículo. Además, también se puede incluir el selector de los modos de conducción SEAT Drive Profile, suspensión adaptativa con dos posiciones de firmeza: Normal y Sport, techo panorámico retráctil, cargador del teléfono inalámbrico con amplificador de señal, o el increíble sistema de sonido de la reconocida firma BeatsAudio, con seis canales diferentes para cada altavoz, subwoofer, un amplificador de potencia de 300 W y procesador de señal digital.

En cuanto al equipamiento de serie, a continuación se detalla por nivel de acabado:

La versión de acceso Reference incluye de serie: airbag frontal de conductor y pasajero, éste  último con desconexión, airbags de cortina, cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje con aviso de cinturón desabrochado, ABS + ESC + EBD + EBA, sensor de presión de neumáticos, limitador de velocidad, asistente automático de frenada en ciudad con detector de peatones (Front Assist), asistente de arranque en pendiente, anclajes Isofix con Top Tether anti rotación de sillas infantiles en las dos plazas traseras, tres reposacabezas traseros ajustables en altura, ordenador de a bordo, cierre centralizado por control remoto con dos llaves plegables, retrovisores eléctricos, encendido automático de luces de cruce, elevalunas delanteros eléctricos, asiento del conductor regulable en altura, asientos trasero plegable sin división, parachoques del color de la carrocería, retrovisores y manecillas de las puertas en color negro, faros halógenos con luces de día halógenas y llantas de acero de 38 cm (15’’) con tapacubos integrales y kit reparapinchazos.

La versión de acceso Reference puede mejorarse con la versión Reference Plus, que añade aire acondicionado, volante multifunción, Bluetooth con audiostreaming y sistema de radio Media System Touch, con pantalla monocromática de 12,7 cm (5’’) y USB.

El siguiente escalon lo cubre el acabado Style, que añade sobre el Reference: ‘Driver Pack’

–control de velocidad de crucero y detector de fatiga–, aire acondicionado, Radio Media System con pantalla a color de 12,7 cm (5”) con 6 altavoces, conexiones USB, Aux-In y  tarjeta SD, Bluetooth con audiostreaming, volante multifunción y pomo del cambio en piel, asiento trasero plegable en dos partes, retrovisores y manecillas de puertas en color de la carrocería, faros antiniebla con función cornering, y llantas de aleación de 38 cm (15’’) Enjoy.

El acabado más refinado, el Xcellence, añade al Style: climatizador automático bizona, sensor de parking trasero, sistema KESSY de apertura y arranque sin llave con función My Beat, iluminación ambiental, volante multifunción Xcellence, elevalunas trasero eléctrico, asientos de conductor y pasajero regulables en altura, Storage Pack –cajón bajo asiento conductor y reposabrazos delantero–, elementos interiores cromados, salpicadero y molduras laterales en color Mystic, techo interior en negro, retrovisores en color Gris Atom, luces diurnas LED y pilotos traseros LED, marcos de ventanilla cromados y parrilla frontal con efecto diamante.

Por su parte, la opción más deportiva FR añade al equipamiento del Style: suspensión deportiva y selector de modos de conducción SEAT Drive Profile, climatizador automático bizona, volante multifunción FR, iluminación ambiental, elevalunas traseros eléctricos, asientos de conductor y pasajero regulables en altura, salpicadero y molduras laterales en color negro, retrovisores en negro, parachoques específicos FR, luces diurnas LED, pilotos traseros LED y llantas de aleación de 43 cm (17’’) Dynamic.

Lunes, 27 Noviembre 2017 16:00 In Pruebas Coches Tags

Related items

Nuevo Polo GTi de Volkswagen

El Polo GTI alcanza, por primera vez, la marca de los 200 CV de potencia

Todas las novedades del Toyota GT86

El coupe de Toyota estrena un sistema de frenos Brembo, de serie en todas las versiones, que mejora su ya de por sí excelente comportamiento deportivo.

Renault lanza un motor gasolina de nueva generación que estrenarán Scénic y Grand Scénic

Renault lanza un nuevo motor de gasolina, desarrollado conjuntamente en el marco de la colaboración entre la Alianza y Daimler.

Probamos el Seat Ateca 1.4 TSI 150 CV 4drive

A algunos les parecerá un sacrilegio un todo terreno con motor gasolina, pero los que vamos habitualmente a la nieve sabemos que la gasolina es el mejor aliado contra el frío, ya que el diesel se congela. Además este Ateca Tsi de 150 caballos consigue prestaciones muy respetables con un consumo de carburante excelente.

Nueva gama de accesorios originales de Mopar para el Fiat Fullback

La organización de Fiat Chrysler Automobiles Group, que ofrece servicios posventa y atención al cliente, ha desarrollado un amplio catálogo de accesorios para toda la gama pick-up.

Nuevo acabado ŠKODA Octavia Combi Y-Line

El acabado Y-Line del coche familiar de ŠKODA destaca por los elementos de carrocería negros con efecto carbono, cristales traseros tintados (SunSet) y llantas de aleación especiales “Trius”, que le confieren un aspecto único y deportivo

Nuevo SEAT León CUPRA R

El CUPRA R es el coche de serie más potente de la historia de SEAT

Nuevo BMW M3 CS

Poco después del lanzamiento del nuevo BMW M4 CS, el nuevo BMW M3 CS ya tiene precios para España. La berlina deportiva de cuatro puertas eleva a un nuevo nivel el rendimiento gracias al exhaustivo tratamiento de CFRP (fibra de carbono) en piezas clave como el Splitter delantero de nueva geometría, el capó (herencia del BMW M4 GTS) o el alerón trasero de nuevo diseño.

Megabanner Inferior