Lewis Hamilton se lleva la pole en Malasia

El británico arrancará el primero en Sepang y el alemán lo hará el último tras sufrir una avería en el motor de su Ferrari

Hay gestos que los soldados rasos agradecen y eso también es extrapolable a la Fórmula 1. Existen enormes posibilidades de que Sebastian Vettel, se despidiera este sábado de todas sus posibilidades de darle la vuelta a la lógica y arrebatarle a Lewis Hamilton un título que parece llevar grabado el nombre del británico. El alemán ni siquiera pudo marcar un tiempo en la primera criba de la cronometrada (Q1) en Malasia por una avería en el motor de su monoplaza. Y sin embargo, nada más darse cuenta de que este domingo (09:00 horas, Movistar Fórmula 1) saldrá el último, justo después de quitarse el casco se dirigió a cada uno de los miembros de su equipo arremolinados alrededor de su coche, y les dio las gracias por la panzada de currar que se acababan de pegar: Vettel tuvo un problema en la última sesión de ensayos libres y la Scuderia decidió sustituir la unidad de potencia de su monoplaza, una operación que tuvo que hacerse a toda prisa y que, seguramente, dejó algún cabo suelto que terminó condenando al tetracampeón.

Hacía más de un año que el piloto de Heppenheim no caía en la Q1, desde el Gran Premio de Singapur de 2016 en el que también arrancó el último. En aquella ocasión, una tremenda remontada le llevó a cruzar la meta el quinto, de modo que habrá que ver hasta dónde es capaz de escalar esta vez, en un circuito en el que tanto su bólido como él van como un disparo. A Vettel no le queda otra que pensar en culebrear por entre el pelotón si no quiere que Hamilton empiece a hacer cuentas acerca de cuándo encasquetarse su cuarta corona. El británico se encontró hace dos semanas con una victoria inesperada porque Ferrari se pegó un tiro en el pie, y este jueves aterrizó en Malasia con más de una prueba de ventaja (28 puntos). A menos que ocurra un cataclismo, ese margen crecerá aún más con vistas a la próxima parada del calendario, el domingo que viene en Suzuka.

Sin su único rival en la gresca por el Mundial en el tablero, el corredor de Mercedes aprovechó el regalo para adjudicarse su novena pole del curso y la número 70 de su hoja de servicios, un nuevo récord absoluto en la historia del certamen y el mejor de los escenarios para afrontar una carrera que la lluvia podría terminar de poner patas arriba. A su lado formará Kimi Raikkonen, que no se llevó la pole por un palmo, por un bloqueo de frenos en la última horquilla. Los dos Red Bull ocuparán la segunda fila de la parrilla, Max Verstappen (tercero) por delante de Daniel Ricciardo (cuarto), mientras que Fernando Alonso partirá el décimo y Carlos Sainz, el 14º.

Sábado, 30 Septiembre 2017 19:33 In Formula 1

Megabanner Inferior