Probamos el Volkswagen Golf GTE, hibrido de Volkswagen

Volkswagen hace ya un tiempo añadió a su catálogo una versión hibrida del Golf, el GTE, pero en lugar de hacer un coche aburrido y sólo enfocado a buscar una mejor eficiencia, creó un deportivo con un consumo de ciclomotor.

Algunos se pondrán las manos en la cabeza cuando lean lo de consumo de ciclomotor, es verdad, hemos mentido, gasta menos que un ciclomotor, ya que puede circular en modo eléctrico durante algo menos de 50 kilómetros (nosotros no hemos pasado de 41 Km).

El sistema hibrido enchufable del Volkswagen Golf GTE está compuesto por un 1.4 TSI de 150 CV y un motor eléctrico de 102 CV, con el que combinados ofrecen 204 CV.

El hecho que sea enchufable, le permite tener la autonomía de cero emisiones en tres horas de carga en un enchufe doméstico y una en un wallbox , lo que nos permitirá un ahorro de combustible muy elevado si somos organizados y lo cargamos siempre que podamos. En nuestro caso hicimos el 46% del kilometraje en modo eléctrico (casi 500 kilómetros) y con un consumo medio de tan solo 6,0 litros.

El funcionamiento del conjunto es suave y casi inapreciable, sólo en las aceleraciones fuertes oiremos tímidamente el sonido del motor de gasolina.

Por fuera, el Volkswagen Golf GTE se distingue del resto de Golf por los detalles en azul, las letras GTE y la tapa del conector de la toma de corriente.

Por dentro seguimos encontrando los detalles en azul y el tapizado ‘Clark’. Pero lo que más lo diferencia es su cuadro de relojes, que se convierte en una pantalla de cristal líquido, muy configurable, parecida a la que montan los Passat y algunos modelos de Audi. Aquí tenemos una enorme cantidad de información, totalmente personalizable y que además se complementa con la pantalla central, que controla tanto funciones del vehiculo, cómo el sistema multimedia, el bluetooth para el móvil,.. Es un coche a la última tanto técnica cómo tecnológicamente.

El espacio interior es calcado al resto de Volkswagen Golf, excepto en el caso del maletero, que ha pasado a tener 272 litros, 105 menos al perder el doble fondo.

El propulsor, ya hemos comentado que combina un motor térmico, el 1.4 TSI de 105 CV, y uno eléctrico de 75 kw (102 CV) que en conjunto rinden 204 CV. Esta combinación te permite circular en modo eléctrico 50 km, pero también le permite sacarse la piel de cordero y ser un lobo muy rápido, ya acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos, y alcanza los 220 km/h de velocidad punta.

Este Golf GTE tiene cinco modos de conducción, GTE (deportivo), Hybrid (Busca un equilibrio entre deportividad y eficiencia), Battery Hold (para conservar la autonomía eléctrica), Battery Charge ( carga la batería utilizando el motor de combustión) y e-mode ( utiliza sólo el motor eléctrico limitado a 130 km/h)

Para cargar las baterías cuenta con dos niveles de retención de frenada regenerativa, ‘D’ y ’B’, que funcionan al levantar el pie del acelerador y a velocidades inferiores a 80-90 km/h.

Dinámicamente es muy divertido, no tanto como su hermano el GTi, ya que pesa 1.599 kg, 200 kilos más y aunque no se notan en movimiento, si lo son frente al crono.

En ciudad el motor térmico apenas se pondrá en marcha, lo que beneficia tanto nuestro bolsillo como el confort acústico del habitáculo, además cómo es habitual en este compacto, es ágil y dispone de una buena visibilidad. Estacionarlo, gracias a la cámara de visión trasera es un juego de niños. Además opcionalmente dispone del Park Assist, que te aparca solo el coche.

En Autopista es una gozada, tanto por aplomo y calidad de rodadura como por lo rápido que nos permite ir, es un gran viajero.

En vías secundarias nos ha sorprendido lo ágil y estable que es, aporta mucha diversión a la conducción.

Valoración Final

Este es, junto con el BMW 225Xe el mejor hibrido que hemos probado, con una economía de uso excepcional pero sin sacrificar agrado de uso, como sucede en los híbridos japoneses. Por 40.250 euros nos llevamos un excelente compacto polivalente y divertido. Un Gran Coche.

Related items

Probamos el Volkswagen Amarok Doble Cabina 3.0 V6 TDI 4MOTION 224 CV

 Hoy probamos el Pickup más premium de nuestro mercado, con el permiso del Mercedes-Benz Clase X, se trata del Volkswagen Amarok en su versión más equipada, la Aventura.

6.000 kilómetros con el Nissan X-Trail dCi 177 CV Xtronic 4x4-i 5p

Hoy os traemos la prueba del Nissan X-Trail que nos acompañó en un largo viaje a la nieve, 6.000 kilómetros por Francia, Italia, Andorra y España, visitando 10 estaciones de esquí, conduciendo más de 1.800 kilómetros sobre nieve y bajo la nieve.

Probamos el Seat León X-Perience 1.8 Tsi 4drive

El León X-Perience es la versión campera del León familiar, con algo más de altura libre, protecciones,.. pero manteniendo el comportamiento deportivo y la agilidad del compacto de Martorell.

Probamos el Peugeot 5008 2.0 BlueHDi 180 CV EAT6

Hoy la prueba es de la nueva generación del Peugeot 5008, que nada tiene que ver con su predecesor, ya que muta de monovolumen a Crossover, manteniendo eso si algunas de las bondades de su antecesor en cuanto a modularidad y habitabilidad.

Probamos el BMW M550i xDrive

Hoy pasa por nuestras manos el serie 5 más deportivo y potente después del M5, una de las berlinas que más se asemejan a un tren de alta velocidad.

Llega el nuevo Sportsvan de Volkswagen

La renovación de la gama Golf se completa con el lanzamiento al mercado español del nuevo Sportsvan, la variante monovolumen del popular compacto de la marca.

Nuevo Polo GTi de Volkswagen

El Polo GTI alcanza, por primera vez, la marca de los 200 CV de potencia

Probamos el Seat Ateca 1.4 TSI 150 CV 4drive

A algunos les parecerá un sacrilegio un todo terreno con motor gasolina, pero los que vamos habitualmente a la nieve sabemos que la gasolina es el mejor aliado contra el frío, ya que el diesel se congela. Además este Ateca Tsi de 150 caballos consigue prestaciones muy respetables con un consumo de carburante excelente.

Megabanner Inferior