Descuidos en el mantenimiento del coche que pueden salir muy caros

 

El coche es para gran parte de los conductores uno de sus mayores tesoros. A muchos de ellos les gustaría que durara toda la vida.

Según estudios del sector, los españoles gastamos 85 euros mensuales en conservar el vehículo en buen estado. Lo cierto es que hacer un buen mantenimiento al coche contribuye a alargar su vida útil. Pero no todos los conductores tienen esa especial dedicación en su conservación. A veces, algunos despistes como no prestar atención al estado de las correas del coche o confundirse de combustible al repostar puede provocar graves daños al vehículo y, por consecuencia, al bolsillo.

Desde Autingo (www.autingo.es), la primera plataforma que te calcula el precio de las reparaciones del coche y acto seguido reservar cita online en talleres de confianza de toda España, han hecho una recopilación de los seis descuidos en el mantenimiento del coche que pueden salir muy caros y han calculado el coste de cada reparación a través de su plataforma.

La correa de distribución. Es una de las piezas vitales para el funcionamiento del vehículo y si no se presta una minuciosa atención en su mantenimiento es la más cara de reparar si se rompe. Según el coche, su uso y el ambiente en el que se mueve, se aconseja cambiar la correa de distribución al alcanzar entre los 80.000 y 120.000kms o cada cinco años. Según los datos de Autingo, renovarla por una nueva es una reparación menor y su coste es de unos 380 euros. Pero el problema surge cuando el conductor no hace caso a las recomendaciones del fabricante y ésta llega a romperse. La rotura puede dañar gravemente al motor y a la mayoría de sus componentes, dejándolo en ocasiones inservible. El coste de su reparación puede variar desde los 1.500 euros hasta los 4.000 euros, dependiendo de las piezas afectadas, o en el peor de los casos lo mejor es acabar comprando un coche nuevo.

Repostar gasolina en un coche diésel. Puede parecer una tontería e incluso impensable que esto pueda llegar a pasar. Pero a veces, ya sea porque vamos con prisas o pensando en otras cosas, resulta muy sencillo equivocarse de manguera o surtidor y repostar el combustible erróneo. Un descuido como éste puede ser fatal para el vehículo. Si nos damos cuenta a tiempo y aún no nos hemos puesto en marcha, basta con llamar a la grúa del seguro para que un mecánico extraiga el combustible y listo. Pero si ya hemos arrancado el vehículo e iniciado el rumbo, pronto notaremos su mal funcionamiento y hemos de prepararnos para reparaciones costosas. El coste de reparar este despiste varía desde los 200 euros por un simple vaciado y limpieza, hasta los 2500 por un cambio de camisas, pistones, bielas y un largo etcétera.

Agua en el depósito del combustible. Éste es un problema que no ocurre muy a menudo, pero requiere fijar especial atención en ello para resolverlo de manera inmediata. Su origen puede ser por no haber cerrado bien la tapa superior de combustible o que entrara agua durante el último repostaje. Las consecuencias pueden ser fatales provocando la oxidación del depósito, daños en el filtro e inyectores de combustible o incluso arruinar el pivote del inyector. La reparación de este descuido puede suponer entre los 200 por el vaciado y limpieza hasta los 3000 euros por reparar la rotura de bomba inyectora, los inyectores, la rotura de culata, etc.

Exceso de aceite en el motor. Muchos llevan a raja tabla ese típico dicho de ‘cuánto más, mejor’, pero en el caso del aceite del coche esto es contraproducente. El exceso de aceite en el motor puede llevar a que éste salpique a los cilindros y por consecuencia se queme más aceite de lo normal, pudiendo alcanzar la cámara de combustión. También un excedente de aceite ocasiona que éste se airee demasiado, convirtiéndose en una especie de espuma que hará que el motor no se engrase lo suficiente, llevando a un sobrecalentamiento del mismo y bloqueos. Si se detecta a tiempo basta con vaciar el exceso de aceite cuyo coste es de unos 40 euros, pero si ya ha afectado a piezas claves para el funcionamiento del vehículo la reparación puede llegar incluso a los 1.500 euros.

Sin aceite en el motor. Tan malo es el exceso como quedarse sin aceite en el motor. Gracias al uso del aceite lubricante, las piezas móviles del motor pueden soportar grandes esfuerzos sin sufrir fundiciones, roturas o fisuras por culpa del rozamiento o las elevadas presiones. Controlar asiduamente los niveles de aceite previene de graves daños y el coste medio de un cambio de aceite es de unos 75 euros, dependiendo del modelo del coche. Pero cuando el motor se queda sin aceite y no nos hemos molestado en revisarlo, todas esas piezas que son vitales para su funcionamiento pierden su lubricación, lo que ocasiona los rozamientos y la subida de temperaturas que acaban con la rotura y gripado del motor. En este caso, la reparación es muy costosa, que en ocasiones lleva a la sustitución del motor. Dependiendo de las piezas afectadas el coste puede superar los 3.500 euros.

Quedarse sin líquido refrigerante. Este elemento es vital si queremos que el motor de nuestro coche siga con vida. El líquido refrigerante, como bien indica su nombre, sirve para refrigerar el motor y que éste no se sobrecaliente, evita la corrosión, si es anticongelante lo protege de las bajas temperaturas exteriores, y también previene las formaciones calcáreas. Lo mejor es revisar con asiduidad los niveles del líquido refrigerante y si es necesario, rellenarlo tiene un coste medio de 70 euros, según el vehículo. En cambio, si no prestamos atención a que el depósito nunca se quede sin este líquido puede suceder todo lo contrario a lo anteriormente descrito y tendremos que decir adiós a nuestro motor, éste se caliente y puede ocasionar la rotura de la culata. En esta ocasión, la reparación dolerá mucho al bolsillo pues su coste podría alcanzar los 3.000 euros.

back to top

Artículos sobre mecánica y Tecnología del Automóvil

Boletín El Motor

Date de alta en nuestro Boletín de Novedades para recibir las últimas Noticias de El Motor.

 

Busca en la web

Últimas Pruebas

  • Probamos el Peugeot 508 1.6 PureTech 225 CV
    Probamos el Peugeot 508 1.6 PureTech 225 CV

     Peugeot lleva unos años picando piedra para conseguir mejorar sus productos, pero también la percepción de los conductores respecto a ellos y eso lo está consiguiendo gracias a vehículos tan redondos cómo el que pasa hoy por nuestras manos, el nuevo 508.

  • Probamos la BMW G 310 GS
    Probamos la BMW G 310 GS

    Las Trail de pequeña cilindrada habían permanecido en el olvido durante muchos años, pero parece que las marca y sobretodo los consumidores están volviendo a fijar sus ojos en estos modelos ligeros, polivalentes y que son la mejor escuela de moto de campo que se pueda tener.

  • Probamos el Volkswagen Amarok V6 TDI Aventura
    Probamos el Volkswagen Amarok V6 TDI Aventura

    El Amarok era hasta la fecha el más moderno, prestacional, cómodo y lujoso Pick-up del mercado, pero ahora ha aparecido el Clase X de Mercedes para intentar acceder al trono ocupado por la camioneta de Volkswagen, la marca de Volksburg, ha reaccionado y ha mejorado su modelo para mantener su reinado, ¿será suficiente? Ahora te lo contamos...

  • Probamos el Audi A7 Sportback 50 TDI 286 CV Tiptronic
    Probamos el Audi A7 Sportback 50 TDI 286 CV Tiptronic

    El Audi A7 se ha reformulado, la nueva generación de esta berlina deportiva de lujo es mejor en todo, es más espectacular, más deportivo, más ágil, más cómodo y más lujoso, es más que una evolución una revolución dónde solo queda del anterior A7, el nombre y poco más.

  • Probamos la BMW R 1200 RS
    Probamos la BMW R 1200 RS

    BMW siempre se ha caracterizado por dotar a la mayoría de sus productos de un carácter deportivo, pero algunas de sus motos son famosas por su carácter rutero, nuestra visitante de hoy podríamos decir que es un término medio entre ambos extremos, estamos hablando de la BMW R 1200 RS.

  • Probamos el nuevo BMW M5
    Probamos el nuevo BMW M5

    El BMW M5 sigue siendo tan radical como antaño, con 600 caballos y una dinámica casi de carreras, pero ahora con la tracción total Xdrive, es mucho más eficaz.

  • Probamos el BMW X4 20d Xdrive
    Probamos el BMW X4 20d Xdrive

    A principio de este 2018, BMW sorprendió lanzando una revolucionaria segunda generación del BMW X4, un SUV Coupé que solo conservaba el nombre de su predecesor.

  • Probamos el SEAT Ateca TDI 150 CV 4Drive
    Probamos el SEAT Ateca TDI 150 CV 4Drive

    Hoy pasa por nuestras manos el Seat más capaz en condiciones difíciles de la gama actual, preparado para afrontar carreteras nevadas, caminos en mal estado y hasta las carreteras en mal estado que poblan nuestra geografía, se trata del Ateca con tracción total, motor diesel de 150 caballos y cambio manual.

Ver todas las pruebas pulsando aqui
joomla fanbox module joomla

Elmotor.net en Twitter

Tomtom Go