El Mercedes-AMG GT3 desafía a sus rivales

Mercedes-AMG presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra 2015 su nuevo bólido de competición, el Mercedes-AMG GT3. Este vehículo, configurado según el reglamento GT3 de la FIA, tomará parte en las series de carreras para pilotos privados más competidas del mundo.

El sucesor del exitoso SLS AMG GT3 se basa en el Mercedes-AMG GT, que saldrá pronto al mercado arropado por la excelente acogida de que ha sido objeto por parte de los especialistas del ramo. Una técnica de primera, acreditada en competición, y un diseño espectacular hacen del nuevo modelo un triunfador nato. Con una apuesta decidida por el automovilismo a escala internacional, la marca de modelos deportivos y de altas prestaciones de Mercedes-Benz acredita una vez más su competencia en el desarrollo de vehículos completos. Tras una intensa fase de pruebas, el nuevo bólido de AMG empezará a entregarse a las primeras escuderías a finales del año 2015.
El automovilismo deportivo y Mercedes-AMG son dos conceptos complementarios. Medirse con los competidores en los circuitos de carreras forma parte de los genes de AMG desde el nacimiento de esta marca, e impulsa al equipo de Affalterbach a superarse constantemente. En el mundo de las competiciones de aficionados no existe una categoría tan variada y tan competitiva como la definida por el reglamento GT3 de la FIA. Aquí está presente la totalidad de la élite internacional del sector de automóviles deportivos. La combinación de exigentes pruebas de velocidad con las legendarias carreras clásicas de resistencia en todo el mundo plantea grandes desafíos a las escuderías.
«El nuevo Mercedes-AMG GT3 hace acto de presencia en un entorno del automovilismo caracterizado por su alta competitividad y por el gran número de modelos y escuderías. El alto nivel tecnológico y un reglamento claro y equitativo nos motivan para intentar ocupar con nuestros nuevos bólidos de competición la primera línea de la parrilla de salida», comenta Tobias Moers, Presidente del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH. «La versión de serie del AMG GT está posicionada en un segmento altamente competitivo de vehículos deportivos. La salida a las pistas de competición es la prosecución lógica de esta estrategia. Imponerse a los mejores es un requisito para demostrar con credibilidad nuestro liderazgo en el mercado.»

El espectacular diseño y la sofisticada tecnología del Mercedes-AMG GT3 abrirán un nuevo capítulo en el mundo de las competiciones para aficionados. Las sobresalientes prestaciones del GT de serie en los circuitos de carreras constituyen la base ideal para este proyecto. El equipo de desarrollo se ha beneficiado además de la experiencia recogida con los triunfos del SLS AMG GT3. El primer bólido para competiciones de aficionados de AMG, que celebró su debut en 2010, dispone de una hoja de servicios impecable con 187 triunfos, incluyendo en 2013 el reputado «Grand Slam», formado por las cuatro pruebas de resistencia clásicas de 24 horas de Dubai, Bathhurst, Nürburgring y Spa Francorchamps.

Fuerza y emociones en su expresión más genuina

Los rasgos de diseño del nuevo Mercedes-AMG GT3 reflejan a la perfección el carácter y las ambiciones de este bólido. A primera vista se descubre su ambición y su voluntad de triunfo. La pintura mate en color designo gris selenita magno recubre las musculosas formas como una segunda piel. Aplicaciones en color amarillo crean a contraluz atractivos destellos como contraste al color de la carrocería. Pero, sea cual sea la perspectiva elegida, el bólido de competición de Affalterbach impresiona antes incluso de ponerse en marcha y es expresión visible de la fuerza de su motor.
La carrocería ensanchada, las amplias tomas de aire, el difusor y la enorme aleta trasera son algunos de los atributos del mundo del automovilismo que confieren al Mercedes-AMG GT3 un aire marcadamente dinámico. Al mismo tiempo, los diseñadores han renunciado a ornamentos innecesarios. Todas las modificaciones en la carrocería tienen como fin maximizar las fuerzas descensionales y optimizar las prestaciones aerodinámicas en aras de los mejores resultados en el circuito. Los componentes específicos favorecen además una refrigeración efectiva de los grupos sometidos a mayores solicitaciones.

Frontal con nueva parrilla del radiador «Panamericana» y «Shark Nose»
En la vista frontal destaca inmediatamente la nueva parrilla del radiador «Panamericana». La conformación con perfiles cromados en vertical recuerda al legendario bólido Mercedes-Benz 300 SL. Este modelo ganó en el año 1952 la famosa prueba de resistencia «Carrera Panamericana», que recorre una buena parte del territorio de México. La nueva interpretación en clave moderna del clásico diseño es un tributo de Mercedes-AMG a sus gloriosos antepasados del mundo del automovilismo. Los éxitos en el pasado son un aliciente y, al mismo tiempo, un compromiso, la voluntad de luchar siempre por el triunfo.
La parrilla del radiador «Panamericana» de conformación tridimensional muestra en la parte del capó una mayor convexidad que en la sección inferior. Los diseñadores denominan «Shark Nose», morro de tiburón, a un frontal con estas proporciones. Este rasgo, apreciable especialmente en la vista lateral, confiere al Mercedes-AMG GT3 una fisonomía audaz. La forma de la parrilla del radiador «Panamericana» se abre hacia el piso, reproduciendo en forma estilizada la «A» característica del frontal de los vehículos AMG. La entrada inferior de aire por encima del amplio difusor frontal muestra asimismo forma de «A». El difusor frontal de fibra de carbono enlaza sin solución de continuidad con los bajos lisos del vehículo, que generan potentes fuerzas descensionales en interacción con el difusor trasero y la aleta trasera. Canales especiales de aire en el faldón delantero aseguran la refrigeración del sistema de frenos delantero, sometido a solicitaciones especialmente elevadas en las pistas de competición.

AMG Lightweight Performance: fibra de carbono y Spaceframe de aluminio
La carrocería se fabrica en su mayor parte en fibra de carbono para mantener reducido el peso del vehículo. El capó, las puertas, los guardabarros delanteros, los faldones delantero y trasero, las paredes laterales, los faldones laterales, el difusor, la tapa del maletero y la aleta trasera se fabrican utilizando este material, de alta resistencia y al mismo tiempo especialmente ligero. Al igual que sucede en la versión para carretera, la estructura básica del GT3 está formada por un Spaceframe de aluminio, muy ligero y extremadamente rígido. La implementación sistemática de la estrategia «AMG Lightweight Performance», incluyendo optimizaciones en numerosos competentes, es la clave de una masa en vacío aún más baja en comparación con el SLS AMG GT3.

Los flics situados lateralmente en el faldón delantero generan una fuerza descensional sobre el eje delantero, al igual que los llamados «Louvres», las salidas del aire de los pasarruedas en la parte superior de los guardabarros delanteros. El aumento de la anchura de la carrocería en comparación con la versión de serie del AMG GT crea espacio para el amplio ancho de vía de los ejes de trapecio articulado y para las llantas de aleación de 45,7 cm (18 pulgadas) con cierre central. En los dos hombros de la carrocería, a la izquierda y a la derecha por delante del eje trasero, se han dispuesto entradas de aire para la necesaria refrigeración del cambio, situado sobre el eje trasero. En el montante trasero se ha integrado el cierre normalizado para el equipo de repostaje rápido, a una altura ergonómica para facilitar el trabajo del equipo de boxes.

Máxima carga aerodinámica y rendimiento aerodinámico
La amplia abertura central en el capó se asemeja a unas enormes fauces. Su objeto es extraer el enorme caudal de aire calentado en el módulo de refrigeración. Detrás de las ruedas delanteras destacan las aberturas para ventilación de los pasarruedas, encargadas también de la evacuación de aire recalentado. Las tomas de aire delante de las ruedas traseras mejoran la refrigeración del sistema de frenos en este eje. Inmediatamente por delante se encuentran las salidas del equipo de escape. Estas «Sidepipes», prácticamente sin elementos insonorizantes, generan la sonoridad característica de los grupos de ocho cilindros de AMG. Música para los oídos de los amantes del rock duro, y para los amantes de los vehículos deportivos. Los bajos lisos del vehículo por debajo de los faldones laterales aseguran una conducción impecable del aire por debajo de la carrocería.
La extrema anchura de los hombros y las dimensiones de la aleta trasera impresionan al observador que se acerca al Mercedes-AMG GT3 por detrás. La aleta trasera con numerosas opciones de ajuste y el llamativo difusor garantizan la máxima carga aerodinámica sobre el eje trasero y un excelente rendimiento aerodinámico. Amplias aberturas en el faldón trasero extraen el aire caliente de las ruedas traseras.

Motor atmosférico AMG de altas revoluciones, una propulsión acreditada
El potente equipo de propulsión consta de un motor AMG V8 de 6,3 litros, acreditado en el SLS AMG GT3 y optimizado para el nuevo bólido de competición. Costes de explotación bajos, intervalos de mantenimiento largos, técnica optimizada para el usuario y, en especial, la fiabilidad del motor atmosférico AMG de altas revoluciones han sido los argumentos más importantes para conservar este diseño en los vehículos destinados a las escuderías de aficionados. El engrase por cárter seco permite prescindir de un cárter de aceite y, por tanto, montar el motor V8 en la posición más baja posible en el chasis y muy por detrás del eje delantero.
Al igual que sucede con los motores de serie, también los propulsores para competición ostentan la placa AMG con la firma del mecánico encargado de su montaje. El grupo V8 se fabrica a mano en la planta de motores de AMG en Affalterbach según el principio tradicional «one man, one engine». Como es natural, los especialistas de AMG están especialmente orgullosos de montar un motor para competición, que luchará por el triunfo en los legendarios circuitos de carreras en todo el mundo.
El cambio secuencial de seis velocidades para competición del Mercedes-AMG GT3 se monta junto al eje trasero (concepto Transaxle) y se ensambla con el motor mediante un Torque Tube rígido a la torsión y al par motor. Dentro del Torque Tube gira el árbol de transmisión primario con el mismo número de revoluciones que el motor. Ambos componentes se fabrican en fibra ligera de carbono. En el cambio se ha integrado un diferencial autoblocante de discos, encargado de transmitir íntegramente la fuerza del motor al acelerar sobre el asfalto en cooperación con el sistema regulable de control de tracción. El conductor selecciona las seis marchas utilizando dos levas de cambio en el volante. Para cambiar de relación se recurre a un sistema de actuadores neumáticos, integrado asimismo en la transmisión.

Triángulos de suspensión de aluminio
El GT3, como sucede ya en la versión para carretera, monta triángulos de suspensión fabricados casi completamente en aluminio. Esta solución demuestra una vez más la estrecha relación entre la tecnología de serie y la técnica de competición de los vehículos AMG. Lo mismo puede decirse de la concepción general del vehículo con centro de gravedad bajo, una distribución ideal de las cargas, batalla larga y amplio ancho de vía. Esta configuración garantiza una respuesta precisa al volante, gran aceleración transversal, una agilidad extraordinaria, elevada tracción y baja inercia de masas, así como cambios espontáneos de dirección. Todas estas propiedades otorgan al conductor ventajas precisas para imponerse a sus competidores en las más diferentes pistas de competición.
Los mecánicos de las escuderías pueden variar los muelles y amortiguadores, los estabilizadores, la altura de la carrocería, la caída y la huella para adaptar individualmente el vehículo a las características de cada circuito. La dirección de cremallera con desmultiplicación directa y servoasistencia favorece una maniobrabilidad ágil. El equipo de desarrollo otorgó especial prioridad a una buena manejabilidad del automóvil, incluyendo un dominio seguro en el margen límite. Los pilotos de carrera en todo el mundo han destacado especialmente esta propiedad del modelo antecesor, el SLS AMG GT3.
Otro sistema desarrollado sin concesiones por los responsables de AMG es el equipo de frenos. Se encarga de retener el vehículo un equipo de frenos de competición en acero, resistente y potente, con discos de material compuesto y ABS ajustable para competición. La posibilidad de cambiar rápidamente las pastillas de freno acorta los tiempos de parada en las carreras de resistencia. El equipo elevador integrado en los bajos del vehículo con cuatro puntales neumáticos permite paradas breves en boxes y cambios rápidos de los neumáticos.

Funcionalidad y seguridad con mayúsculas
Funcionalidad y seguridad son los dos atributos más importantes del puesto de conducción del nuevo Mercedes-AMG GT3. Junto al elevado nivel de seguridad pasiva, otro aspecto esencial del pliego de condiciones para el desarrollo ha sido la ergonomía. El diseño diáfano del interior, el acceso directo a los mandos y la buena ventilación para mejorar la seguridad psicofísica del conductor son aspectos importantes en las pruebas de velocidad y de resistencia.
El diseño del puesto de conducción es equiparable en líneas generales al del vehículo deportivo para carretera. El tablero de instrumentos en posición inclinada se asemeja a una potente ala y acentúa la anchura del habitáculo. En la dominante consola central, de forma inspirada en las tomas de aire de aviación NACA, se han dispuesto numerosos mandos como, por ejemplo, el interruptor principal, el botón para conectar el encendido y el pulsador para arrancar el motor V8. Junto al botón giratorio para el sistema de control de tracción y el ABS se han previsto mandos para el ajuste manual de la distribución del equipo de frenos. La marcha atrás y el extintor de incendios pueden activarse también en la consola central.

Volante de competición y pedales ajustables
El volante de competición con encastre rápido sobre la columna de dirección facilita la subida y bajada del conductor. Su posición, al igual que la de los pedales, puede variarse para adaptar con rapidez el puesto de conducción a la estatura de cada conductor. Dado que solamente se ajustan el volante y los pedales, y no así el armazón del asiento, se conservan invariados el centro de gravedad del vehículo y la distribución de la masa entre las ruedas del vehículo. De ese modo se conserva el reglaje elegido durante las carreras de resistencia, en las que hasta cuatro pilotos diferentes se alternan delante del volante. Y además, se asegura que todos los conductores asumen siempre la posición más segura sobre el asiento, definida por la jaula de seguridad para vuelco. Levas de cambio en posición ergonómica permiten cambiar de relación sin separar las manos del volante, otro aspecto relevante para la seguridad. El conductor cuenta asimismo con pulsadores en el volante para manejar el equipo de radiocomunicación con el equipo de mecánicos en los boxes, para accionar las ráfagas o para la función de bebida.
El display central se encuentra en una posición ideal en el campo visual del piloto. La llamada DDU (Digital Display Unit) informa sobre todos los parámetros relevantes como la velocidad, el régimen del motor, la temperatura de los agentes de servicio, los tiempos por vuelta, la marcha acoplada y la recomendación para cambiar a una marcha superior. El conductor utiliza un pulsador en el volante para alternar entre las distintas indicaciones en el display en color.

Armazón del asiento de fibra de carbono, jaula de seguridad de acero de alta resistencia
El concepto de seguridad del Mercedes-AMG GT3 traslada a las pistas de competición el ejemplar nivel de seguridad del modelo de serie GT. El objetivo básico del desarrollo era optimizar la protección para el conductor. Un elemento central de esta filosofía es el armazón del asiento del conductor de fibra de carbono, con una estructura especial que ofrece una protección considerablemente mayor que un asiento de competición convencional. Para ello se ha optimizado una vez más el concepto acreditado en el SLS AMG GT3, adaptándolo al mismo tiempo a los requisitos actuales de la FIA.

Gracias a su forma especial, el habitáculo de seguridad atornillado a la jaula de seguridad y al Spaceframe de aluminio ofrece una mejor protección de los hombros, la cadera y las piernas del conductor. Al mismo tiempo, es compatible con el sistema HANS (Head and Neck Support, 'soporte para la cabeza y la nuca'). El sistema HANS ayuda a prevenir lesiones graves de la cabeza, el cuello y la columna vertebral, y su uso es prescriptivo en numerosas series de carreras. El armazón del asiento se completa con elementos de espuma dimensionados individualmente para cada conductor. El cinturón de seguridad de seis puntos de anclaje con puntos de sujeción reforzados es aval del máximo nivel de seguridad para el ocupante.

Otro elemento que brinda protección adicional es la jaula de seguridad de acero de alta resistencia, atornillada al Spaceframe de aluminio, que contribuye a aumentar la rigidez de este componente. Se ha optimizado una vez más la jaula de seguridad para facilitar al conductor la subida y bajada del vehículo. En el techo se ha integrado una escotilla de salvamento para poder rescatar con rapidez al piloto si sufre un accidente que, por ejemplo, no permita el acceso a través de las puertas. El depósito de combustible de seguridad de fibra de carbono se encuentra por razones de distribución de peso directamente detrás del habitáculo, y dispone de una vejiga interior elástica de goma.

Producción en la sede de Affalterbach
La producción del bólido, en estrecha cooperación de Mercedes-AMG con la empresa HWA, tiene lugar en la planta de Affalterbach. HWA coopera desde hace años con Mercedes-Benz en el campo del automovilismo y es una de las escuderías con más éxito a nivel internacional. Hasta ahora ha conquistado diez títulos de conductores (DTM y ITC) y tres títulos de escuderías para Mercedes Benz, lo que le convierte en el equipo con más éxito en la historia del Campeonato de Alemania de Superturismos.

La entrega está prevista para finales del año 2015
A lo largo del año 2015 tendrá lugar la fase final de desarrollo y pruebas del Mercedes-AMG GT3. El objetivo es poner en mano de las escuderías de aficionados de AMG un producto potente y fiable, con un alto grado de madurez técnica. Los pilotos de carreras Bernd Schneider, miembro de la escudería Mercedes-Benz durante muchos años y embajador de la marca AMG, y Thomas Jäger, coordinador de escuderías de aficionados de AMG, se alternarán para ello al volante del puesto de conducción. Ambos pilotos prestan asistencia desde 2010 a los clientes dentro del AMG Pool Driver, y han logrado desde entonces numerosos triunfos. En verano de este año, el nuevo bólido GT3 tomará por primera vez la salida en una carrera a título de prueba. Está previsto entregar los primeros bólidos a los clientes a finales del año, de modo que las escuderías puedan inscribirlos para las competiciones a comienzos de 2016. El Mercedes-AMG GT3 convence también por su facilidad de mantenimiento y los intervalos de servicio prolongados.

187 triunfos desde 2010, ocho títulos en carreras de resistencia en 2013
AMG y HWA prestan desde Affalterbach servicios a las escuderías de clientes que desean seguir utilizando el SLS AMG GT3, incluyendo un servicio profesional de recambios en los circuitos de competición. Desde el comienzo del programa de competición para aficionados de AMG en el año 2010, la versión de competición del Alas de Gaviota ha conquistado nada menos que 187 triunfos. En el año 2013, este bólido ganó ocho pruebas de resistencia, entre ellas el llamado «Grand Slam», formado por las cuatro prestigiosas carreras en Dubai, Bathurst, Nürburgring y Spa Francorchamps. La temporada de competición 2015 ha comenzado tal como acabó la anterior, con un doblete para el SLS AMG GT3 en la carrera de 24 horas en Dubai.

back to top

Artículos sobre mecánica y Tecnología del Automóvil

Boletín El Motor

Date de alta en nuestro Boletín de Novedades para recibir las últimas Noticias de El Motor.

 

Busca en la web

Últimas Pruebas

  • Probamos el Audi A6 avant 45 TDI Quattro Tiptronic
    Probamos el Audi A6 avant 45 TDI Quattro Tiptronic

     

    Las berlinas familiares de lujo no tienen la salida de hace unos años, las berlinas medias han crecido y el precio de las primeras también, pero siguen siendo una opción excelente para aquellos que busquen lujo, confort y representación.

  • Probamos el Nissan Micra 1.0 IG-T 100cv Xtronic
    Probamos el Nissan Micra 1.0 IG-T 100cv Xtronic

    Sin duda este nuevo Nissan Micra es el más bonito de todas las generaciones que se han fabricado, y las ventas demuestran que no nos equivocamos. Para que sigan las cosas cómo ahora el fabricante nipón ha introducido dos nuevos motores más potentes que sustituyen al justo 0,9 litros de 90 CV.

  • Probamos el Volkswagen Golf 1.5 TSI 150 cv.
    Probamos el Volkswagen Golf 1.5 TSI 150 cv.

    El Golf es de los pocos vehículos que son más que un modelo, son historia, son ilusiones, sueños, es un coche mítico que siempre está entre los superventas.

  • Probamos el Nissan Qashqai dCi 150 CV
    Probamos el Nissan Qashqai dCi 150 CV

     

    Nissan ya puede competir de tu a tu con los mejores SUV del segmento medio, ahora si que tiene una gama completa de versiones diésel de 110, 130 y ahora de 150 cv con muchas opciones de equipamiento para mantenerse en el podio de ventas.

  • Probamos el Skoda Fabia 1.0 Tsi 110cv DSG7
    Probamos el Skoda Fabia 1.0 Tsi 110cv DSG7

    El remozado Skoda Fabia ha dicho adiós al diesel, pero sigue manteniendo una gama completa y económica, tanto de compra cómo de uso.

  • Probamos el Opel Combo Life 1.5 TD 130 CV
    Probamos el Opel Combo Life 1.5 TD 130 CV

    La quinta generación del Opel Combo Life es un practico familiar con orígenes industriales y que comparte casi todo con el Citroën Berlingo y el Peugeot Partner.

  • Probamos el Kia Cee'd gasolina 140 CV
    Probamos el Kia Cee'd gasolina 140 CV

    Kia sigue su evolución sin pausa, ahora con el nuevo Cee'd, que en su tercera generación es más atractivo y de imagen más dinámica, con rasgos del Kia Stinger, y unos acabados que siguen impresionando.

  • Probamos la BMW C 400 GT
    Probamos la BMW C 400 GT

     

    Los Scooters de BMW han llegado para quedarse, su gama ha ido creciendo primero con la C650, luego con la eléctrica y ahora llega la que de momento es su modelo de acceso, la serie 400 que hoy probamos.

Ver todas las pruebas pulsando aqui
joomla fanbox module joomla

Elmotor.net en Twitter

Tomtom Go